Lo que importan son los coches

Es verdad que esta posición del puente vehicular no impide el paso de los peatones, pero es un atentado a los principios del diseño urbano y a los de gestión de la obra pública.

Luego de que el portal de noticias Sopitas publicara en su perfil de Facebook la fotografía de un extraño puente peatonal en Pachuca, las críticas y burlas de los ciudadanos no se hicieron esperar. La fotografía retrata la intersección entre un puente peatonal y uno vehicular a la altura de la colonia Venta Prieta, en la que la estructura del puente para autos tapa por completo una sección del puente para la circulación de personas. 

Es verdad que esta posición del puente vehicular no impide el paso de los peatones, pero es un atentado a los principios del diseño urbano y a los de gestión de la obra pública. Más allá de los efectos visuales que este hecho pueda tener, el problema tiene que ver con la forma en la que se toman las decisiones sobre la ciudad. Esta es una clara declaración de valores de la supremacía de los coches en la movilidad de Pachuca, es una horrenda forma de decir que los peatones no importan y que quienes tienen en sus manos las decisiones urbanas de la ciudad no tienen el perfil deseable para hacerlo.  

Un puente sobre otro puente es solo la punta del iceberg, debajo, en la parte más dura del hielo, está la corrupción, la falta de preparación, la extrema burocracia de un sistema rancio y añejo que cree en una mediocre (y tierna) modernidad en la que los coches parecen ser el símbolo inequívoco del progreso.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS:

SIGA LEYENDO:


Right Menu Icon