Los mitos del poder

La consternación mundial por la muerte de la Reina Isabel II muestra perfectamente la manera en la que un pueblo expuesto a un mito pasa por alto abusos de un régimen tan añejo como la monarquía.

Racionalizar el poder del Estado cuando proviene de un mito es lo que llevó a la construcción y constitución de los gobiernos civiles por la burguesía en occidente, la cual percibió con claridad que el poder del mito religioso era aplastante en el control de la voluntad social; pero, al mismo tiempo, la burguesía y sus grupos de acción política entendieron que con el uso del poder, su control y su retórica nacionalista y legal, también se pueden construir mitos sociales para controlar esa voluntad social, como sucede en nuestro tiempo.

La muerte de la Reina Isabel II ha desvelado cómo el mito del poder (donde un monarca es ungido por Dios) es capaz de conmover y generar empatías al margen de un juicio analítico del uso de ese poder y sus alcances sociales.

Al igual que otros monarcas en el planeta, Isabel II –con todo y el peso que debe tener el mando y conducción política del Estado- vivió en la jauja, protegiendo a una estirpe cuyo derroche de riqueza es claro, riqueza generada por mito y opresión de violencia de Estado, al grado que los británicos siguen siendo llamados “súbditos de la corona”, considerando que la palabra “súbdito” significa “suyo”. ¿Suyo de quién?, del monarca, es decir, le pertenecen en cuerpo y alma al monarca, paradoja brutal si se piensa que muchos de los británicos viven en la pobreza, mientras la nobleza vive en la opulencia.

Sin embargo, no se puede negar el poder del mito del poder monárquico, e inclusive civil; tal es el caso de la muerte de Isabel II, a quien británicos de todos los estratos sociales han rendido tributo, respeto y honor, creando un vínculo de empatía que no es ficticia.

Los pueblos son ciegos por diversas razones: por ignorancia, opresión, violencia, cultura, religión y mitos; de ello no hay duda.

Nada tan brutal como entender y hacer inteligibles los mitos del poder cuando la realidad desvela que ningún pueblo puede ser oprimido sin el acompañamiento del mito del poder, cáncer que se ha naturalizado, al grado de mimetizarlo con la civilidad.

 

Consultoría política: [email protected]. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal.

 

 

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon