Madres guatemaltecas

La cinta retrata el sufrimiento de las mujeres que perdieron seres queridos en las guerrillas de los años 80.

Sin duda, una de las mejores cintas de la Sexta Edición de Talento Emergente es Nuestras madres, de César Díaz, ganadora de la Cámara de Oro en el Festival de Cannes.

Basada en un conmovedor guion de este realizador guatemalteco, nacido el 20 de septiembre de 1978, la cinta narra la historia de Ernesto (el talentoso mexicano Armando Espitia), quien trabaja como antropólogo forense, identificando a víctimas de la dictadura militar guatemalteca, que han sido encontradas en una fosa clandestina, en el panteón local.

A la oficina de Ernesto llega la indígena Nicolasa (Aurelia Caal), a pedirle que le entregue el cuerpo de su esposo, asesinado por el Ejército en los años 80. Al mostrarle una foto, Armando cree reconocer a su padre, un líder guerrillero, y se interesa en el caso.

Ante la negativa de su jefe por aceptar el caso, el antropólogo decide emprender la búsqueda por cuenta propia, pero se topa con innumerables problemas, el primero de los cuales es que la fosa clandestina se encuentra en una finca privada, donde se le niega el acceso.

La búsqueda coincide con el juicio que se les sigue a los militares responsables de las matanzas, en donde los testimonios de las víctimas, violadas y torturadas, estremecen a todo el mundo.

Si en La llorona, de Jayro Bustamante, se presentaba el mundo de los represores, en la tercera cinta y primera ficción de Díaz, se muestra a las víctimas, esas estoicas mujeres que sufrieron lo indecible y claman justicia después de años de lucha.

Nuestras madres es un filme conmovedor que no hay que perderse por ningún motivo. 

 

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , ,



Right Menu Icon