Manejadores extranjeros

Los equipos del norte del país apuestan por talentos importados; en el sur, los números se invierten.

Para nadie es un secreto que los directivos de la Liga Mexicana confían más en el mánager extranjero que en el nacional, quien necesita mucha más suerte para conservar su puesto y le aguantan menos que a un importado; en la zona norte esto se nota más, pues solamente hay tres connacionales ya reconocidos en equipos importantes. 

El campeón Homar Rojas, de los Toros de Tijuana, repite merecidamente; Sergio Omar Gastélum hereda el puesto de Benjamín Gil en los Mariachis de Guadalajara, y Roberto -el Chapo- Vizcarra continúa con los Saraperos de Saltillo. Los otros seis equipos apuestan por el talento extranjero, incluyendo el regreso del panameño Roberto Kelly con los Sultanes de Monterrey.

En la zona sur los números se invierten y hay seis mexicanos por solamente tres extranjeros: Luis Matos, con los Leones; Wilfredo Romero, con los Pericos; Tony Rodríguez, con los Tigres de Quintana Roo, y el más importante: Juan Gabriel Castro, con los Diablos Rojos, quien luego del desaire olímpico recibe una buena oportunidad.

Otros debutantes en el circuito son los expeloteros Eduardo el Mosco Arredondo, con los Bravos de León, y Emmanuel el Peque Valdés, con el Águila de Veracruz; esperamos que sean pacientes con ellos.

Quienes tuvieron malas temporadas, pero repitieron, fueron Francisco Campos, con los Piratas de Campeche, y Erik Rodríguez, con los Guerreros de Oaxaca; en cambio, el multicampeón Pedro Meré llevó de nueva cuenta a los playoffs a los Olmecas de Tabasco.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , ,



Right Menu Icon