No a la violencia política, sí a la madurez

Estamos a pocos días de vivir una histórica jornada electoral en #Hidalgo, y hoy más que nunca es necesario que el entusiasmo social no se traduzca en violencia, sino en participación consciente, madura y respetuosa.

Se precipitan las horas finales de la sucesión gubernamental 2022 y las expectativas de ascenso de nuevos paradigmas políticos mantienen entusiasmada a la ciudadanía. En este escenario, es necesario que la madurez política se anteponga a la violencia política.

 

La ciudadanía debe involucrarse en un proceso electoral que brille por la paz y la armonía social, apelando a la conciencia y a la civilidad ciudadana como una constante de su madurez, de modo que sea posible trascender hacia la construcción de un nuevo paradigma de Estado.

 

Hoy más que nunca, la ciudadanía no puede caer, en su entusiasmo y manifestación de acción electoral, en ninguna de las dimensiones de la cultura de la violencia; por el contrario, si quiere cambiar la realidad es necesario articular nuevas lógicas de interacción humana donde primen el respeto y la integridad moral, este es el piso firme que se opone al recurso de la violencia como manifestación de “logros” o dividendos sociales.

 

Una sociedad violenta constriñe a la razón a su mínima expresión, haciendo del pogromo y la naturalización de la violencia una de las dimensiones de opresión social que impide el desarrollo de la humanidad.

 

Por ende, el diálogo que edifica la razón y el respeto al disenso son los vectores que perfilan la armonía y concordia que, en las acciones democráticas de la sociedad, afianza el respeto que emana de la justicia social. Esto no solo es claro, sino también necesario para construir una democracia y un ejercicio de gobierno horizontal cuyos beneficios no resulten un síntoma excluyente de la política.

 

La visión de madurez política de la ciudadanía se edifica en la paz; no se construye la paz social atacando a la violencia con violencia, este es el camino punitivo que genera los grandes crímenes de la humanidad, es un espacio ciego donde todos perdemos y anulamos a la razón que privilegia la búsqueda que permite procesar el conflicto social creando soluciones para todos.

 

La paz social es un valor inalienable, no lo olvidemos.

 

 

Consultoría política: barra_carlos@hotmail.com. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , ,



Right Menu Icon