No hubo manotas en candidatos del PRI

Parece lógico, pero hay quien no lo entiende, para que haya un 2022, primero debe haber un 2021.

El mayor riesgo en las candidaturas del PRI para diputados federales y locales era que sirvieran para fortalecer a los grupos políticos que hay en el partido y, todavía más peligroso, que fueran cartas de quienes ya buscan con todo la candidatura tricolor en la modalidad que se dé, que seguramente será coalición con otros partidos, para la gubernatura del estado, pudiendo provocar el claro mensaje de división tricolor.

Pero, por lo que se ve, nada de esto sucedió, pues todos los que se mencionan como candidatos son del equipo del PRI HIDALGO, cuyo líder es el gobernador Omar Fayad.

De este modo se cumple con lo que Erika Rodríguez, la presidenta del partido del bulevar Colosio, dijo en el aniversario 92 del partido cuando afirmó que “el único e indiscutible líder es el gobernador Omar Fayad” y su afirmación “bienvenidas las aspiraciones para construir el triunfo del 2021, pero cuidado con pretender sembrar el divisionismo en el priismo hidalguense, NO LO VAMOS A PERMITIR”.

Y una advertencia a los que quisieran dar clases al priismo hidalguense para que pueda ganar el 6 de junio: “YA HEMOS DEMOSTRADO QUE TENEMOS PARTIDO PARA LA VICTORIA”, que tiene su mensaje para quienes quieran o pretendan venir de salvadores de un partido que ya está salvado por su trabajo en unidad, con un gobernador de excelencia y una militancia que son la base del partido y, que como dijo Julio Valera, el priismo de Hidalgo es fuerte, unido y triunfador porque con los mejores candidatos, hombres y mujeres del partido se dio una gran lección y una bocanada de aire al priismo nacional, porque a los priistas unidos, señaló Valera, nada ni nadie los detiene.

Y puntualizó una decisión fundamental, que fue darle poder al militante porque el PRI salió a la calle no tanto a hablar, sino a escuchar a la gente, a entenderla y a sentirla y, sobre todo, a obedecerla.

“Estamos convencidos que estar más cerca de la gente nos hace más fuertes”.

El llamado a la unidad fue reiterado y por eso ante los signos de ambiciones o pretensiones de madruguetes de acelerados por la gubernatura, la presidenta del PRI estatal subrayó una advertencia que debe ser línea de conducta para el 2022: “EN EL PRI DE HIDALGO NO PROPICIAMOS SALIDAS EN FALSO, NI LE ARRANCAMOS HOJAS AL CALENDARIO. PARA QUE HAYA 2022 PRIMERO TRABAJAMOS EN UNIDAD PARA EL 2021“.

El mensaje es claro y contundente a la unidad, el reconocimiento al liderazgo de Omar Fayad y a no comer ansias, que todo llega a su tiempo y el 2022 está, por lógica, después del 2021; con la afirmación fuerte de que nadie debe atentar contra la unidad partidista que ha sido la clave para triunfar.

 

SIN EMBARGO

Lo que se ve es la campaña abierta y permanente de quien busca la gubernatura por su cuenta y riesgo, en lo que pudiera interpretarse como abierto desafío al PRI HIDALGO y al propio gobernador, y las embestidas siempre presentes de un político priista contra Benjamín Rico al que no le perdona que le haya ganado de todas todas y ahora quiere descarrilar su camino a San Lázaro, lo que habla de actitudes que al final de cuentas lastiman al que se supone es su partido. 

Por otro lado, habría que ver si de los que se habla para el Congreso tienen los tamaños para repetir para el PRI los resultados del 18 de octubre.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS

SIGA LEYENDO


Right Menu Icon