Operación Cantina

Durante las últimas semanas se ha visto muy activos a los operadores políticos de los diferentes grupos que buscan la gubernatura, o por lo menos empoderarse rumbo a 2020, pues en los comicios para elegir presidentes municipales muchos buscan hacer suya la entidad.

Entre los que regresan a la escena se encuentra Rodolfo Hinojosa Fernández, exsecretario de Organización en el CDE PRI Hidalgo, quien pese a sus ruegos y súplicas a sus cercanos para que no comenten que está trabajando para el médico Luis Jaime Osorio Chong, no ha evitado ventilarlo en cuanto bar pachuqueño se para y las sustancias hacen efecto.

Conocido por su falta de capacidad y desidia, el excolaborador de Ricardo Crespo Arroyo ha dado mucho de qué hablar, pues dicen que se fue quejándose de que no le permitieron hacer fortuna, claro, sin contar el terrenito que le obsequió el padrino de su hijo, además de sentir que no lo apoyó de forma suficiente para crecer políticamente, olvidando su afición por pasar tiempo en su oficina hasta jugando videojuegos.

Ahora es el encargado de operar políticamente los “grupos juveniles”, tema para el cual ocupa como locación cada bar y cantina que encuentra en la zona capitalina; mucho se habla de que todos los “jóvenes” que pretende acercar tienen común con él haber sido conocidos por su excesivo consumo de sustancias tóxicas y violencia, por lo que lejos de parecer grupo político dan la impresión de ser un grupo en rehabilitación con frecuentes recaídas.

Personajes como Hinojosa Fernández gozan de ciertos beneficios como, dicen, cobrar como aviador en la delegación federal de CDI en Hidalgo. Si es cierto que su sueldo no es el común de los trabajadores de dicha institución, también lo es que ya no puede enviar costosos regalos fuera del país.

El error de Ricardo Crespo se llama Rodolfo Hinojosa, quien ahora se vende a nuevos postores con la promesa de agrupar a quienes trabajaron cerca de él durante su labor como secretario de Organización y “obtener” información del bulevar Colosio. Lo que omite al hacer su presentación son las ganancias económicas que obtuvo y su inútil trabajo, pues en la renovación de comités que le correspondió realizar recibió desde mentadas de madre hasta quejas firmadas por actores municipales.

Sin duda la “Operación Cantina” de Hinojosa Fernández está activada, por lo que es cuestión de días para que repita patrones: gritarle “indios” o “tú no eres nada” a sus cercanos, reclamar que todo se lo deben a él, decirle “naco” al exsecretario de Gobernación o, “rasurar” pagos. Además, claro, de dejar fugas de información en cuanto lugar se para. Habrá que ver qué suerte da a quien lo apoye.







Right Menu Icon