Pandemia de primer mundo, mexicana en Berlín nos cuenta su experiencia.

Nuestra paisana Alejandra Balleza explicó que se tiene una buena disponibilidad para atender enfermos por coronavirus, no obstante, los hospitales se han visto superados en la tarea, no por falta de camas, sino por falta de personal médico.

Alejandra Balleza es una mexicana originaria de Celaya, Guanajuato, y posteriormente vivió su infancia en el “paraíso” de Colima, pero actualmente reside en Berlin, Alemania desde hace 22 años, porque “llevada por el amor” se casó con un hombre originario de allá, formando su vida en el país europeo, debido a su experiencia, Alejandra platicó en la entrevista con Adalberto Peralta, cómo se vive la pandemia desde este país de primer mundo.

Alejandra comentó a los radioescuchas de Al Aire, que el 13 de marzo se cumplirá un año desde que la vida cotidiana cambió en Alemania, hasta la fecha se registran 2.4 millones de infectados, como resultado de las dos olas de covid-19, y “si no nos apuramos, pues vamos a entrarle a la tercera ola”, comentó.

En cuanto a las medidas restrictivas, Alejandra Balleza detalló que, las escuelas funcionan de manera parcial, las empresas han debido descansar al personal con el fin de evitar los riesgos y se tienen prohibidas las reuniones familiares.

 

SISTEMA DE SALUD DE PRIMER MUNDO

Uno de los puntos fuertes con los que Alemania se ha mantenido de pie, durante la pandemia, es su sistema de salud, Alejandra Balleza comentó que en ese país cada ciudadano está obligado a contratar un seguro médico, “esto nos ha permitido que podamos tener acceso a los servicios de salud en caso de alguna infección”.

Así mismo, explicó que se tiene una buena disponibilidad para atender enfermos por coronavirus, no obstante, los hospitales se han visto superados en la tarea, no por falta de camas, sino por falta de personal médico.

 

VACUNACIÓN EN ALEMANIA

En la misma línea de salud, nuestra paisana dio a conocer que la campaña de vacunación inició desde hace casi un mes en el país europeo, comenzaron aplicando las dosis de las farmacéuticas locales Pfizer y BioNTech a la población mayor de 90 años, sin embargo, estas se agotaron, por lo que, el gobierno alemán compró 4 millones de vacunas AstraZeneca, y actualmente piensan aplicarla a los mayores de 80 años, sin embargo, a pesar de los esfuerzos por avanzar en la vacunación, Alejandra subrayó que, apenas se tiene el 6.6 por ciento de la población ya inmunizada.

De igual manera, relató que una parte de la ciudadanía se ha visto reticente a recibir las dosis, ya que esta no es obligatoria, y al igual como sucede en México, “hay personas que no son solidarias ni empáticas, aún se resisten a usar el cubrebocas o incluso después de un año siguen creyendo que el virus no existe, lamentablemente esto se ha visto apoyado por la ultraderecha”, expresó.

 

APOYOS SUSTANCIALES

El país alemán ha apoyado económicamente a los padres de familia, que han visto afectado su empleo, entregándoles 300 euros únicos, y esperan recibir este 2021 otro apoyo más de 150 euros adicionales, de igual manera, las grandes empresas han recibido apoyos millonarios, con el fin de subsanar la pérdida por el cierre, mientras que las pequeñas y medianas empresas, así como los trabajadores independientes, fueron ayudados con un bono de 5000 euros, según lo dicho por nuestra compatriota.

Sin embargo, Alejandra cuenta que se tiene la incertidumbre de lo que suceda en adelante, ya que, a pesar de que Alemania cuenta con buena solvencia económica, los presupuestos se han visto afectados por la compra de vacunas y pruebas de detección, entre otras cosas, “ya no se puede priorizar detener la pandemia, sacrificando la economía, porque ya está muy ahorcada”, subrayó Balleza.

Al finalizar la entrevista, Alejandra Balleza expresó su felicidad por compartir su experiencia desde Berlín, y comentó que extraña mucho los pastes de la capital hidalguense.


ARCHIVADO EN:
, , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS:

SIGA LEYENDO: