Pelea a muerte por el hueso

Muchos de los que apoyaron a los candidatos ya se sienten seguros en alguna de las Secretarías, que ellos, a su vez, ya andan repartiendo puestos entre sus amigos y conocidos.

Todavía no se llevan a cabo las elecciones y la pelea por los puestos, empezando por las Secretarías, Direcciones y en general los cargos que tienen nómina y poder está a todo lo que da, lo mismo en MORENA que en el PRI y partidos asociados, sin olvidar los patrones de grupos políticos, los de apellidos poderosos, los que se sienten con derechos para esos puestos y los que quieren cobrar las facturas por haber apoyado al candidato y ahora quieren cosechar lo que supone sembraron.

Es lo que tradicionalmente se conoce como la pelea por el hueso.

Y es un problemón que tienen lo mismo JULIO MENCHACA DE MORENA QUE CAROLINA VIGGIANO DEL PRI que son los que pueden ganar, con más posibilidades Menchaca a quien las encuestas, que valen la pena tomar en cuenta, le dan una ventaja muy grande y deben encontrar una salida en que quien llegue a esos cargos no sea por otra razón que la capacidad y la honestidad.

Es una de las partes más difíciles porque muchos ya hasta andan repartiendo puestos entre conocidos y amigos porque se sienten con el poder de hacerlo, porque su gallo -que ya sienten gobernador-, se las debe y una Secretaría es segura con el manejo del dinero y del poder correspondiente.

En MORENA, que todo apunta puede ganar la gubernatura con Menchaca, la situación se presenta conflictiva porque siendo un partido de grupos y de líderes y de una estructura mediana, la cuestión del hueso es un rompecabezas que se debe armar con mucho cuidado.

Y se ve que los cazadores están más que puestos para no dejar pasar la oportunidad de un buen hueso.

Exigirán, si gana Menchaca, un buen puesto para ellos o para sus recomendados, gente como Simey Olvera, muy aficionada a las redes sociales, o como Armando Azpeitia, el alcalde de San Salvador y aspirante obsesivo del Mexe, y ni se diga el grupo de Abraham Mendoza y de otros personajes que piensan que pueden imponerle a Menchaca sus ambiciones y sueños de nómina y poder.

Difícil, pero no imposible, que solo lleguen los que realmente tengan las cualidades para estar en esos cargos importantes.

Incluso Menchaca ya lo dijo en el sentido de que su gabinete estará formado por personas capaces y no por recomendados o por otras causas.

En el caso de VIGGIANO es de sobra conocida la experiencia que tiene el PRI para la repartición de los cargos, lo que ha creado una factura de opinión popular muy fuerte en contra, que tendrá costo alto el día de la elección, por el abuso de determinados personajes siempre en buenos cargos y nómina espléndida .

Con un extra que es la exigencia de PAN Y PRD de tener mínimo una Secretaría y otros cargos porque, como en el caso de la candidatura común, al partido fuerte se le pegan otros partiditos para ver qué pescan.

Las cosas cambian y ya no es como antes o por lo menos en 93 años que el PRI ganaba de todas, todas y decidía a quien le tocaba hueso y a quien no, porque era el amo absoluto.

Ahora no y esto crea la guerra del hueso a todo lo que da.

Veremos el show del hueso en unos días, ya lo verá usted.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon