Power rangers, nostalgia noventera

Uno de los blockbusters más promocionados de la temporada es Power rangers, de Dean Israelite, que apuesta por la nostalgia de una serie televisiva japonesa con más de 800 episodios y una aventura fílmica noventera.

La historia de John Gattins presenta un universo estudiantil muy variado: Jason (Deare Montgomery) es un popular mariscal de campo anglosajón castigado por llevar una vaca a la escuela; Billy (R.J. Cyler) es un cerebrito de raza negra víctima del bullying; Zack (Ludy Lin), un asiático que cuida a su madre enferma; Kimberly (Naomie Scott) es una solitaria gay, mientras que Trini (la cantante Becky G) es la representación mexicana. Todos ellos descubren una nave espacial y reciben la encomienda de enfrentarse a Rita Repulsa (Elizabeth Banks), una alienígena amante del oro que quiere apoderarse del mundo.

El director de Project Almanac se tarda bastante en presentar a sus héroes, lo que provoca que el filme se prolongue durante más de dos horas. La segunda parte, la de la supuesta acción, recuerda las recientes entregas de Transformers, con todo y los efectos especiales.

Así, Power rangers es la típica cinta de aventuras juveniles que busca, además, atraer a los nostálgicos y revivir la franquicia de juguetes, pero que el grueso del público puede evitar sin ningún remordimiento.

https://www.youtube.com/watch?v=dRTZcf41t8Q

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:




Right Menu Icon