Se incorpora Tula al Protocolo de Operación del Sistema Hidrológico del Valle de México

De mayo a octubre hay un puesto de mando que informa sobre la situación hidrológica, así como para actuar con antelación, ante las lluvias pronosticadas y los niveles de escurrimientos que llegan a la infraestructura de desagüe.

Con el propósito de reducir riesgos de inundaciones y contribuir a garantizar la integridad física y patrimonial de los habitantes del Valle de México y de Tula, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México trabajan en el Protocolo de Operación Conjunta del Sistema Hidrológico del Valle de México y Cuenca del Río Tula.

Aunque este protocolo se aplica anualmente, mediante el Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM) de Conagua, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) y la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM), en esta ocasión, por primera vez, se incorpora al Valle de Tula e infraestructura recién construida.

En el protocolo se establecen acciones coordinadas y medidas necesarias para mejorar la operación del sistema primario del drenaje del área metropolitana del Valle de México y ahora también para el Valle de Tula.

El director de la Conagua, Germán Martínez Santoyo, reiteró que es fundamental que la información sobre las lluvias y los escurrimientos se haga llegar a la población, mediante Protección Civil, con el fin de que se tomen las medidas necesarias para reducir los riesgos e hizo un exhorto a la población a estar atenta a la información que emite el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), con el fin de tomar acciones ante lluvias críticas.

Personal de la Conagua expuso que ha habido un intenso trabajo de coordinación entre autoridades de las entidades involucradas y los tres órdenes de gobierno, con el fin de establecer una estricta operación técnica, enfocada a reducir los riesgos para la población.

Martínez Santoyo refirió que, de manera inmediata, en coordinación con la Ciudad de México, el Estado de México y Sedena, se trabaja para ampliar la capacidad del río Tula y reducir los riesgos de inundaciones. Asimismo, se planean acciones de mediano plazo y algunas alternativas como la captación de agua de lluvia en las partes altas de las cuencas.

Actualización del protocolo

Dentro de las principales actualizaciones que se aplicarán al Protocolo de Operación Conjunta están la incorporación del Túnel Emisor Oriente, el control del vertedor de la presa Requena, que descarga hacia el río Tula, y el establecimiento de acuerdos de comunicación para el monitoreo de niveles en embalses y cauces, incluyendo las presas Danxhó, Taxhimay y Endhó, así como los ríos Tula, Tlautla, Rosas y el canal El Salto-Tlamaco.

Se hizo hincapié que, en la operación de toda esta infraestructura, la basura tiene un papel fundamental, ya que a ella llegan millones de toneladas que obstruyen su adecuado funcionamiento, generando un grave riesgo de inundaciones.

Conagua explicó que bajo las reglas del protocolo se regulan los escurrimientos y se integran diversos especialistas técnicos que aportan información de las dependencias participantes para el monitoreo de precipitaciones, niveles de presas, caudales en ríos e infraestructura del sistema hidrológico y se emiten reportes y avisos para alertar a las autoridades de los diferentes órdenes de gobierno y de Protección Civil, mediante canales de comunicación y coordinación.

Profundizó en que, de manera puntual, se tienen diversos grupos de comunicación personalizada donde se intercambia la información meteorológica destacada, lo que permite una actuación más oportuna. A todo ello, abundó, abonan las diferentes plataformas de consulta de las instancias involucradas y la Universidad Nacional Autónoma de México.

Plan para Tula

El director local de Conagua en Hidalgo, Heber Saucedo Rojas, dio a conocer que la Conagua integró el Plan de Emergencia por Inundación del Río Tula, elaborado por diversas instancias gubernamentales y técnicas, en el cual se incluyen parámetros de alertamiento bajo situaciones leves, moderadas y severas, actividades de planeación para las etapas antes, durante y después de la emergencia, entre otros temas, como las recomendaciones a la población.

El presidente municipal de Tula, Manuel Hernández Badillo, subrayó la importancia de la participación de las autoridades de los gobiernos de Hidalgo y de Tula, tanto en las obras, como en la planeación y los protocolos, debido a que ello permite una mejor actuación ante las lluvias, en favor de la población.

Puesto de mando

Personal del SACMEX detalló que, diariamente, de mayo a octubre, se establece un puesto de mando —integrado por Conagua, SACMEX y CAEM—, que determina la operación de 28 componentes de la infraestructura de del Sistema de Drenaje Metropolitano.

Este puesto de mando cuenta con información técnica que le permite informar a las alcaldías de la Ciudad de México y los municipios conurbados sobre la situación hidrológica, así como para actuar con antelación, ante las lluvias pronosticadas y los niveles de escurrimientos que llegan a la infraestructura de desagüe.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon