Siervo de Dios, originario de Pachuca fue vinculado a proceso por violación de monaguillo

La Fiscalía General del Estado de Puebla informa la vinculación a proceso de Gerardo E. R., diácono de 28 años de edad, investigado por el delito de violación equiparada en grado de tentativa que presuntamente cometió en contra un menor de edad.

El 26 de octubre de 2021 en la iglesia de Aquixtla, el imputado habría intentado agredir a la víctima de 7 años de edad. Al conocer lo ocurrido, la madre del niño pidió apoyo a vecinos del lugar para detener a Gerardo.

Policías municipales arribaron al sitio y finalmente pusieron a disposición al presunto responsable quien era golpeado por la población. Una vez que la Fiscalía de Puebla tomó conocimiento, solicitó y obtuvo orden de aprehensión en contra del presunto responsable y cumplió el mandamiento judicial.

Durante audiencia, la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Violencia de Género contra las Mujeres exhibió elementos de prueba respecto del hecho delictivo y obtuvo el día 3 de noviembre de 2021 la vinculación a proceso de Gerardo E. R.

El Juez de Control estableció imponer como medida cautelar prisión preventiva oficiosa hasta que concluya el proceso de investigación complementaria.

 

 

El sacerdote del pueblo, José Chávez, impidió la violación y que el religioso se fugara

Una verdadera historia de película ocurrió aquella tarde en Aquixtla. El Padre José Chávez llegó a su templo y vio que el diácono Gerardo E. R., supuestamente estaba abusando sexualmente de un menor de edad, monaguillo de la iglesia.

El sacerdote puso en libertad a la víctima, pidió el apoyo de Seguridad Pública para detener al sujeto acusado de violación e, incluso, impidió que Gerardo se fugara. El acusado llamó a sus familiares en Puebla capital para acusar al cura de secuestro, por ello, llegó personal de la FGJ y pobladores de Aquixtla para “liberar” a Gerardo Espinosa Rubí y tratar de linchar a José Chávez,

Gente enardecida querían linchar al padre José Chávez, quien lleva más de 20 años en el municipio, pero, al conocer su versión, se lanzó contra el diácono que no tenía mucho tiempo de haber llegado a dicho municipio, apenas 20 días.

Después de algunas horas de negociación, la gente del pueblo optó por detener al supuesto violador y dejar la iglesia sin dañar al párroco ni al inmueble.

Gerardo Espinosa Rubí, es originario de Pachuca y es estudiante de Teología en el Seminario de Tulacingo, Hidalgo.

 

En redes sociales su fotografía fue difundida con un mensaje de “Se busca por violador”, versión que se propagó de forma inmediata entre la población de este municipio ubicado en la Sierra Norte de Puebla.

 






Right Menu Icon