Traven en la Cineteca

Philip Gale es esclavizado en un carguero de contrabandistas, en El barco de la muerte, basado en la obra de Bruno Traven

Como parte de la XXI Semana del Cine Alemán, que se celebró en la Cineteca Nacional y otras sedes capitalinas, se organizó una retrospectiva sobre el legendario escritor Bruno Traven (1882-1969), que incluyó cinco de sus películas, desde la hollywoodense El tesoro de la Sierra Madre, hasta las mexicanas Macario, La rosa blanca y Días de otoño. La cereza del pastel fue El barco de la muerte, de Georg Tressler, realizada en 1959 y que nunca se había exhibido en México.

La cinta narra la historia del marinero norteamericano Philip Gale (Horst Buchholz), quien es asaltado por una prostituta en Amberes. Sin papeles que demuestren su nacionalidad o su calidad de marinero, se ve obligado a vagar, hasta que es reclutado como fogonero por el polaco Lawski (Mario Adorf), en el viejo carguero de contrabandistas Yorikee, donde es tratado como esclavo. Curiosamente, eso hace que su amistad con Lawski se vuelva más entrañable y juntos traten de sobrevivir a las torvas maniobras del capitán (Alf Marholm).

El barco de la muerte fue, sin duda, una de las mejores cintas del director austriaco, fallecido en el 2007, a los 86 años. Antes del buque, ya había trabajado con Buchholz, en Endstation liebe; por cierto, un año después, Horst emigraría a Hollywood para ser uno de Los siete magníficos. Esa misma ruta seguiría la bella Elke Sommer, quien personifica a la campesina Mylene.

Das Totenschiff resultó ser, pues, una agradable sorpresa y un buen homenaje para Bruno Traven.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon