Águila desplumada

Los Diablos Rojos mostraron una mayor potencia que la escuadra del puerto.

Teníamos interés de ver al glorioso Águila de Veracruz en su visita al estadio Alfredo Harp Helú.

La escuadra, comandada por el novel manejador Emmanuel Valdez, se encuentra en zona de calificación y es el único nuevo timonel que ha conseguido mantener su puesto; sin embargo, la escuadra del puerto fue barrida por los Diablos Rojos, por 13 carreras a 8, 6 a 4 y 11 a 6, mostrando poca garra y muchas carencias.

Los pícheres, el exdiablo David Reyes; Lisalberto Bonilla, y Freddy Quintero fueron ametrallados inmisericordemente. El cerrador Yapson Gómez también se llevó su dotación de leña.

No sabemos si por lesiones o por estrategia del mánager, varios de los jugadores titulares no vieron acción, como Alexei Amarista, Anthony Giansanti, Ricky Álvarez y Alejandro Ortiz. Los que se fajaron fueron el siempre cumplidor Jesús Valdés, quien es líder de jonrones de su equipo (con 18) y de producidas (con 57), seguido de Niuman Romero (con 7 y 48) y del receptor Alan Espinoza (con 9 y 36).

La gran sorpresa en el picheo es Luis Márquez, con ocho victorias por solamente un revés y un espléndido porcentaje en carreras limpias, de 2.23.

Fue una lástima la partida del sudafricano Dylan Unsworth, quien el año pasado dejó sin hit ni carrera a los Diablos Rojos.

Esperamos que en los playoffs el Águila muestre mayor garra y tenga un mejor desempeño.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , ,



Right Menu Icon