¿Avanzamos o no?

La política y la economía siempre van de la mano y en Hidalgo se espera que el actual gobierno, a cargo de Julio Menchaca, mejore las contrastantes condiciones en que vive la población.

La competencia política en México ha dejado en claro que la supremacía priista terminó con la llegada de Morena, el partido que fundó el hoy presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Desde su arribo al poder, los mexicanos nos cuestionamos y debatimos si hoy estamos mejor o peor que cuando nos gobernaron el PRI o el PAN.

Por supuesto que la economía es uno de los rubros más importantes para evaluar cómo estamos en el diario vivir los casi 130 millones de mexicanos que somos. Otros factores son la seguridad, la salud y la educación, los cuales pueden ser materia de sesudos análisis entre expertos.

La economía se combina con la política cuando vamos a emitir nuestro voto para la elección del próximo gobierno, pues volteamos a ver cómo marcha la economía. Kramer establece que las fluctuaciones económicas positivas ayudan al candidato del partido gobernante, mientras que las negativas favorecen a la oposición. De manera tal que, cuanto mayor el crecimiento y menor el desempleo, mayor será la votación para el partido gobernante.

Valga entonces la reflexión del cambio de rumbo en las preferencias partidistas tanto a nivel federal cuando AMLO releva al priista Enrique Peña Nieto y en Hidalgo cuando Julio Menchaca ocupa la tarea que con Omar Fayad y todos sus antecesores estuvo en manos de candidatos emergidos del partido tricolor.

De acuerdo con los expertos, la estabilidad en el crecimiento económico en Hidalgo contrasta con una persistente y alta tasa de informalidad laboral. Se observa una disminución de la informalidad en los sexenios de Miguel Osorio y de Francisco Olvera, quizá relacionada con la regulación de trabajadores durante la puesta en marcha de obras como el Tuzobús y el otorgamiento de seguridad social como requisito para participar en contratos de obra pública. Pero en la administración de Omar Fayad las buenas prácticas para la formalización del empleo fueron difíciles de mantener, en gran medida por el repentino choque ocasionado en la actividad económica derivado de la pandemia.

Ante este escenario, se debe entender que existen también factores distintos a los económicos para explicar la merma en la preferencia electoral hacia el PRI en nuestra entidad. A la luz de estos resultados, es indispensable que el nuevo gobernador proponga una estrategia de impulso a la formalidad laboral y al crecimiento sostenido y redistributivo, lo cual permitirá desarrollar un mayor bienestar entre la población y a incrementar la productividad laboral, lo que a su vez permitiría que el partido en cuestión –o sea, Morena- siga al frente del gobierno estatal para el siguiente sexenio y tal vez más.

A nivel nacional, la información oficial emitida por el INEGI muestra que, durante 2022, hasta hace dos meses, el Indicador General de la Actividad Económica (IGAE) registró un saldo a favor de apenas el 0.4 por ciento en comparación con lo ocurrido apenas un mes atrás.

Este avance se explica principalmente por un salto de las actividades primarias, como son las agrícolas, ganaderas, de pesca, caza y explotación forestal; y un detrimento estable de las actividades terciarias y secundarias.

El balance de lo ocurrido en materia económica en el primer semestre del cuarto año del gobierno de AMLO nos muestra un crecimiento modesto. Algunos factores externos, como la turbulencia en las cadenas globales de suministro y la ola inflacionaria, han ejercido presiones importantes sobre el comportamiento de la economía nacional.

Así, la economía mexicana registra un avance sostenido en los últimos siete de los ocho más recientes cuatrimestres. De tal manera que se anticipa que en este 2022, en México en materia económica se verá un avance, pero entre la estabilidad y el peligro, con un factor alto preocupante como es una galopante inflación calculada en un peligroso incremento del 8.6 por ciento.

Según Ignacio Saralegui, el crecimiento en nuestro país llama la atención al compararse con la caída del 0.1 por ciento durante el segundo trimestre en Estados Unidos, su mayor socio comercial, que acumula dos periodos consecutivos de contracción.

Al final del día, creemos -asegura Saralegui- que la economía mexicana ha salido de la caída económica a raíz del aislamiento y de la pandemia. En este escenario, tengamos muy en cuenta el dato del Producto Interno Bruto, que reporta un alza de los pronósticos de México para la recta final de 2022, que elevó de 1.7 al 1.9 por ciento su previsión de crecimiento.

Mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) subió en julio reciente su pronóstico de 2 al 2.4 por ciento, mientras que BBVA lo elevó del 1.2 al 2 por ciento, lo que coincide con otras financieras. En este escenario, se destaca que en México existe una tasa de desempleo del 3.2 por ciento en el segundo trimestre, que significa un punto porcentual menos que hace un año. Y también está la derrama de más de 13 mil millones de dólares que dejó el turismo internacional en la primera mitad de 2022, esto es 9.3 por ciento superior a 2019.

Con todo esto, y ante lo frías que son las cifras, podemos concluir que, a pesar de la pandemia que afectó al mundo y a México, se registra un crecimiento, nada impresionante, pero a final de cuentas significa crecimiento económico.

Hidalgo vive una nueva época en el gobierno, un punto distinto en la liga indisoluble entre economía y política. A pesar de las críticas sobre el manejo que dio el gobierno de los últimos seis años –por supuesto, con dos de pandemia-, tampoco fue malo, pero hoy la esperanza es que sea mejor con Menchaca Salazar al frente.

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega, pero… Entre nos.

 

Avatar photo

Por: José Guadalupe Rodríguez Cruz

*Egresado de la UNAM como licenciado en Derecho y Diplomado por el Instituto de Administración Pública de Querétaro y por la Universidad Iberoamericana en Políticas Públicas. *Regidor Municipal en Tula, Secretario Municipal de Tula, Diputado local en la LVII y LIX Legislaturas en el estado de Hidalgo y Presidente Municipal Constitucional de Tula 2000-2003. *Autor del libro “Desde el Congreso Hidalguense” y coautor del libro “Tula... su Historia” *Director y fundador del periódico bisemanario “Nueva Imagen de Hidalgo”, que desde 1988 se pública en Tula, Hgo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , ,