Caída de Francisco Olvera, cuestión de tiempo

La semana pasada la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) dio a conocer las últimas novedades sobre desfalcos vinculados al sexenio que encabezó José Francisco Olvera Ruiz y que siguen los mismos métodos que los desvíos millonarios en el Sistema de Radio y Televisión, pero esta vez abarcan a universidades públicas y al fracasado proyecto Ciudad de las Mujeres.

Aunque entre las noticias más sorprendentes se encuentran las declaraciones de los implicados, quienes han confesado no sólo el método que siguieron para lograr su cometido, sino también los nombres de los responsables, con pruebas que los comprometen en un proceso legal.

Han brotado decenas de nombres y vínculos políticos, pero siguen predominando los que llevan al exgobernador hidalguense y que reiteran la existencia de una red de corrupción que aún no ha afrontado las consecuencias legales por sus acciones.

La cantidad de dinero que recibieron las arcas del estado es exorbitante e inmediatamente lleva a pensar en por qué la mayoría de los recursos terminó en paraísos fiscales en el extranjero, mientras las condiciones de vida en la entidad se volvían más severas para las clases trabajadoras.

El señalamiento a obras como el Tuzobús o PLATAH no sólo dejó mucho que desear, sino que ambos fueron entregados como proyectos prácticamente fallidos a la nueva administración, que ha tenido que realizar una labor titánica para sacar adelante lo poco que se pueda rescatar.

En el caso de las universidades saltan los vínculos de personajes implicados con la diputada federal por Huejutla y el exgobernador de Coahuila, mientras que son muy pocos los que se atreven a mencionar el tema por temor a las posibles represalias, que si bien pueden tratarse de una simple conjetura, obedecen a las tradicionales formas de la política hidalguense.

La indignación por el robo del exgobernador llegó al Congreso local en voz de la legisladora Gloria Romero León, quien pidió enérgicamente una averiguación correspondiente para que Francisco Olvera Ruiz afronte las consecuencias jurídicas correspondientes a sus actos.

Esta situación se antoja cercana después de la detención del expresidente municipal de Mineral de la Reforma, Filiberto Hernández Monzalvo, quien orquestó el mayor saqueo en el rango de Ayuntamientos, contando con la venia -o eso se escuchaba desde su arribo al poder- del exgobernador Olvera Ruiz, por lo que para poder salir mejor librado podría “quemar” a diestra y siniestra.

Esta semana los señalamientos a Francisco Olvera Ruiz también surgieron de la Auditoría Superior de la Federación, la cual encontró un faltante millonario en las cuentas entregadas por el extitular del Ejecutivo.

Tal vez los hidalguenses pronto podrían conocer la justica y ver encarcelados a los mercenarios del gobierno anterior o a su líder.



ARCHIVADO EN:




Right Menu Icon