Chumel Torres es un fascista idiota

Carlos Barra explica cómo es que irresponsables comentarios como los de Chumel Torres se transforman en heridas sociales que, tarde o temprano, le pasarán factura al youtuber.

La cantante chilena Violeta Parra en su perenne canción “Gracias a la vida” plasmó: “Gracias a la vida que me ha dado tanto… cuando miro el fruto del cerebro humano, cuando miro al bueno tan lejos del malo”.

Con el triunfo indiscutible del pueblo chileno sobre el plebiscito que creará una nueva constitución emergida del pueblo y no de la clase política, todos aquellos que prostituyen a la democracia y la utilizan como instrumento para proteger privilegios y estamentos han sido derrotados, y en esta derrota destilan el veneno y la mierda del opresor.

Chumel Torres, quien fuera de tirar –invariablemente- mierda desde su pedestal de youtuber, donde todo lo limpio se ensucia, donde la dignidad de mujeres y hombres suele ser tirada entre sórdidas risotadas y sátiras sin peso científico o de análisis serio, camina enmierdando un mundo que lo que menos necesita, ni ahora ni nunca, es causar heridas sociales.

Este pendejete de cuarta conocido como Chumel Torres, se ha atrevido a criticar el triunfo del pueblo chileno, cosa a la que todo mundo desde su perspectiva ideológica y postura política puede y tiene el derecho de impugnar, pero él fue más allá al alabar la dictadura de Augusto Pinochet, el genocida que ha pasado a la historia por ser uno de los criminales de Estado más brutales.

Torres no sólo es un idiota ignorante, sino también un fascista, cuestión que ni él mismo dimensiona porque es tan pendejo que no sabe que es pendejo (lo cual no sé si lo pueda excusar), pero como comunicador no puede caer en reflexiones mordaces que causen heridas frente a una verdad patente sobre el genocidio como lo implicó la dictadura militar de Pinochet –a quien Chumel admira-, creando una mierda de análisis de la “prosperidad económica en Chile”.

Esta reiterada conducta absurda del comunicador ya le ha pasado factura por su racismo y clasismo sórdido, el cual yo he expuesto en un video en mi canal de YouTube, “Ciudadanía de Kristal”, en donde expreso que un comunicador tiene la responsabilidad social de decir la verdad, sin discriminación y con las pruebas contundentes de la misma.

Encumbrar a ídolos de barro sólo causa heridas sociales, desencuentro y desolación, y suele reflejar que la ignorancia es la madre de la estupidez social; jugar con ella y en ella, vuelve la realidad en pan y circo.

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected]

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon