Colapso del sistema de salud

Sabemos que no existen dosis suficientes del fármaco en el mundo y, mucho menos, para 120 millones de mexicanos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que en términos reales está menos organizada que un club de futbol de barrio, ha visto de manera impotente el crecimiento y rebrote de la pandemia en diferentes latitudes del planeta; ello implica números rojos en cuanto a la muerte de millones de personas y el resquebrajamiento de la vida ordinaria de la sociedad.

México, al igual que muchos otros países pobres, ha visto rebasadas sus posibilidades de atención a nivel del sistema de salud, que con un presupuesto raquítico ha hecho milagros para atender a las personas que se infectan de covid-19 y llegan en un estado dramático de salud.

 

DESESPERACIÓN A TOPE

Ya no hay palabras que puedan describir la desesperación de la mayor parte de los ciudadanos frente a la muerte y desesperanza que ha causado esta pandemia; pero, lo que es peor, el sufrimiento cotidiano se expande y desborda no solo por la muerte, sino también porque el desempleo, la pobreza y la violencia se han incrementado sin que se puedan contener.

El mercado de la salud frente al colapso del sistema público se revela con la ferocidad de un carnicero y el apetito de los buitres, porque muchas personas que requieren comprar medicamentos y oxígeno están marginadas de ello, y los que pueden pagar evidencian la desigualdad social que siempre ha existido en México; es decir, las posibilidades de sobrevivir a la pandemia se cifran también en dinero.

 

VACUNA, A CUENTAGOTAS

Ahonda el pesar ciudadano la lentitud del suministro de la vacuna contra el covid-19, en un camino tortuoso que asemeja la misma espera en las salas de urgencia de los hospitales públicos, en donde para que te atiendan, muchas veces ni estando al borde de la muerte lo logras. Y es que sabemos que no existen dosis suficientes del fármaco en el mundo y, mucho menos, para 120 millones de mexicanos.

Con el colapso del sistema de salud vendrán realidades para las cuales nunca estuvimos preparados como sociedad; la violencia y la rapiña se asoman como fantasmas que ya se sientan a nuestro lado, que ya están presentes en nuestras mesas y camas, seguramente ya los percibes, pero todavía no te atreves a reconocerlos.

Darwin tenía razón: sobrevivirán las especies más aptas.

 

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected]

*Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , ,



Right Menu Icon