De cambio y cultura

La transición política en que se encuentra Hidalgo será la oportunidad para que la 4T demuestre que fue la mejor opción que la ciudadanía pudo apoyar y probar que es posible ir más allá del mero discurso.

Durante la semana pasada se llevó a cabo la Feria del Libro Infantil y Juvenil 2022, organizada por la Secretaría de Cultura del Estado de Hidalgo, actividad que por más de veinte años ha colocado al libro como el protagonista de intercambios culturales en la ciudad de Pachuca.

Luego de las polémicas generadas por el exdirector de la instancia cultural, el reto para la nueva administración fue mayúsculo, especialmente en asuntos relacionados con la transparencia de los procesos. Desde convocatorias fantasma que pregonaban la publicación de libros que cambiarían la historia literaria del estado, hasta un extraño anonimato de los jurados de los premios estatales, los procesos dentro de la Secretaría ahora viven bajo el escrutinio de una comunidad cultural que conoce a bien cómo han funcionado las cosas durante años.

El gobierno del estado enfrenta una transición sin precedentes y, en medio de las especulaciones, es fácil que se pierdan de vista los temas importantes. Pese a lo que se piense, la cultura es una de esas esferas vitales en la vida de una sociedad. Esta vez la Secretaría de Cultura será dirigida por una mujer que encarna los ideales de la cuarta transformación, por lo que las expectativas son altas y la espera del cambio es un secreto a voces entre quienes se dedican a cualquier actividad cultural en la entidad.

Una de las características de los grupos opositores a la tradicional estructura encarnada por el PRI es que las cosas se pueden hacer siempre mejor y que todo lo hecho está lleno de fallas. Este será un buen momento para que la nueva administración secunde esas opiniones con hechos capaces de transformar una lastimada percepción de la vida cultural en el estado.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon