El hermano del presidente

El gobierno de López Obrador se encuentra en un momento decisivo en la lucha contra la corrupción y la impunidad debido al más reciente videoescándalo protagonizado por su propio hermano.

Desatada la guerra mediática entre el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y la oposición frente al destape de las declaraciones de Emilio Lozoya, la incertidumbre y el odio político son la constante de una polarización de fuerzas que apenas asoma la cabeza, porque el panorama pinta negro.

En el flujo de los videos -que se han convertido en un instrumento de terror político y no en una forma de escudriñar las investigaciones sobre los sobornos, corrupción y peculado que ha destapado Emilio Lozoya- se ha presentado un efecto de reversibilidad donde el propio presidente ha sido evidenciado con un video que expone a su hermano, Pío López Obrador, recibiendo dinero que el mismo AMLO ha señalado que se trata de “aportaciones de ciudadanos”, pero esto ha resultado poco menos que increíble en un país donde la corrupción hace nata.

Pese a la transparencia de las declaraciones del mandatario y las exigencias de aclarar lo sucedido, y que la primera dama, Beatriz Gutiérrez Müller, ha salido en defensa aludiendo a las aportaciones históricas de ciudadanos para guiar causas justas, la verdad es que el estruendo del video de Pío López Obrador amenaza en convertirse en un dolor de cabeza.

Por lo pronto, el hermano del presidente no ha dicho ni pío sobre el video y el escándalo ya comienza a ensuciar la figura de López Obrador, por lo que profundizar en una investigación que no deje dudas parece ser una preocupación inmediata del gobierno de la 4T.

Lúgubre panorama el que se ha desatado y del cual el presidente no se podrá sustraer; máxime, cuando los medios informativos se encuentran poniendo el dedo en la llaga y exigiendo que las palabras y compromisos por combatir y acabar con la corrupción e impunidad lleguen hasta sus últimas consecuencias, por lo que Pío López Obrador deberá someterse a las investigaciones legales a que haya lugar, de lo contrario, el mensaje que se enviará a la ciudadanía causaría desaliento y pesar.

El combate a la corrupción e impunidad es un terreno blando, pero algo está claro: el gobierno de López Obrador tendrá que ser contundente y transparente para crear certidumbre en la ciudadanía que ya oscila como péndulo en esta tragicomedia política.

Consultoría política y lectura espiritual de Tarot: [email protected]

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon