El mayor acierto de Salinas: su retirada

Medidas erróneas marcaron la salida del expresidente de la Liga Mexicana.

A nadie le sorprendió la salida de Javier Salinas como presidente de la Liga Mexicana. En su gestión de dos años, fueron más los errores que los aciertos y su despido era la crónica de una muerte anunciada.

Sus orígenes futboleros fueron los responsables de dividir la temporada del 2018 en dos minitorneos, “para tener dos liguillas y generar más ganancias”. Lo cierto es que la medida afectó a más de la mitad de los equipos, que quedaron fuera durante más de un mes, y a nadie dejó contento. Además, el calendario afectaba la Liga del Pacífico, con la que no tenía buenas relaciones, pues, aunque presumía que había sido asesor, el presidente de ese circuito lo desmintió tajantemente.

Fracasado su experimento futbolero, Salinas acumuló error tras error durante este año.

Decidió cambiar la pelota con la que se jugaba, la Rawlings, por una de manufactura china, la Franklin, con el argumento de que volaba más y habría más homerunes y, en consecuencia, “más espectáculo”. En realidad, el único motivo era que resultaba más barata, pero las repercusiones fueron muy negativas: los pitchers no se acostumbraron y los juegos se alargaron a casi cuatro horas, en promedio. A la mitad de la temporada, ya se había agotado la dotación del año y se tuvieron que traer más, rompiéndose el récord de cuadrangulares. El convenio era por tres años, así que una de las tareas de la nueva dirigencia es darlo por terminado.

La gota que derramó el vaso fue el haber firmado un acuerdo con las Grandes Ligas, por el que los equipos de la Liga Mexicana no recibirían ningún bono, en la firma de jugadores para la Gran Carpa. Se nombró a Fernando Valenzuela como comisionado especial para tratar de resolver el problema, pero lo cierto es que será difícil.

En su lugar, quedó provisionalmente el colega Gabriel Medina, pero se manejan nombres que nos hacen temblar, como Othón Díaz, uno de los responsables de los yerros escarlatas y de su eliminación.

El nuevo presidente de la liga debe ser una persona que sepa de beisbol, y que no busque el lucimiento personal como Salinas.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.



ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon