El mejor receptor de la historia

Miguel Pilo Gaspar posee dos récords: más juegos consecutivos sin error y más lances sucesivos sin fallar.

Ahora que se anunció la cancelación de la Temporada 2020 de la Liga Mexicana, solo nos queda la nostalgia. Poco antes del anuncio, varios colegas se dieron a la tarea de encontrar al equipo ideal de todos los tiempos.

Aunque ya se anunció, nos sumaremos a ese esfuerzo, mediante el que se designaba a cinco jugadores de cada posición, comenzando por los receptores.

Los cinco seleccionados como mejor catcher fueron Sergio el Kalimán Robles, Francisco el Paquín Estrada, Miguel Ojeda, Jaime CorellaMiguel Gaspar. A todos ellos tuvimos la oportunidad de verlos jugar. Los tres primeros llegaron, incluso, a las Ligas Mayores, mientras que los dos últimos tuvieron una larga carrera en la Liga Mexicana.

Robles electrizaba a los fanáticos del Seguro Social trepando por las mallas para atrapar los batazos de foul; jugó 12 temporadas con Diablos, Tigres y Aguascalientes, y solamente en una bateó sobre .300. 

Francisco Estrada, el inolvidable Paquín, era mucho mejor bateador y, en siete de sus 23temporadas, bateó encima de la cifra máxima; sin embargo, será mejor recordado como un mánager triunfador.

Por lo que toca al Negro Ojeda, conviene recordar que se inició como utillity y que, incluso, en un partido jugó en las nueve posiciones; era el mejor jonronero de estos receptores, con más de 130. 

Corella jugó 18 temporadas con cinco equipos diferentes y solamente una vez superó la cifra máxima.

El ganador terminó siendo, para sorpresa de todos, Miguel Pilo Gaspar, quien jugó 20temporadas en la Liga Mexicana para sieteequipos. El nativo de Empalme mantiene aún dos récords vigentes: el de más juegos consecutivos sin error, con 80 para el Águila de Veracruz, en 1965, y más lances consecutivos sin cometer error, con 404, 365outs y 39 asistencias, para el equipo del puerto. Como, además, en siete temporadas bateó arriba de .300, su designación se ve muy justa, así como lo fue su ingreso al Salón de la Fama,el 12 de junio de 1994, 18 años antes de su fallecimiento.

No podemos olvidar a catchers extranjeros que saltaron a la Gran Carpa desde la Mexicana, pero que dejaron huella, como Elrod Hendricks,quien en cuatro temporadas con los Charrosbateó más de cien jonrones, o Darren Cox,quien era un espectáculo sacando corredores en base, además de dar el batazo oportuno con los Tigres campeones de 1997. Por cierto, tras su partida a Grandes Ligas, dudábamos de que alguien pudiera llenar sus zapatos, pero apareció Armando Rodríguez, quien, desgraciadamente, tuvo una corta carrera, debido a sus lesiones.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, ,



Right Menu Icon