El neoliberalismo en Chile

EL FONDO DEL PROBLEMA. Todos hablan del caos que reina en Chile, pero ¿se han puesto a pensar cuál es el origen del conflicto? Aquí lo explicamos.

Es verdad: Chile se convirtió en el oasis de Latinoamérica bajo el modelo neoliberal, pero esto debe ser visto desde dos dimensiones de crítica política.

En primera instancia, en lo económico se marca en las potencialidades del libre mercado y el esplendor del capitalismo chileno-internacional que lo volvió el experimento de laboratorio exitoso de los Chicago-boys, ¿pero para quién era exitoso y cómo se logró esto? Recordemos que el modelo neoliberal se impone en Chile a sangre y fuego por medio de un golpe de Estado al presidente Salvador Allende Gossens, acabando con una tradición democrática importante en el continente.

El golpe de Estado estuvo orquestado por Richard Nixon desde la Casa Blanca y desterró un modelo político, económico y social para construir un Chile con dignidad humana y reivindicación social, tratando de tirar el sistema de privilegios y granjerías de las elites tradicionales unidas al capital extranjero, entre ellos el norteamericano.

Una vez impuesta la dictadura de Augusto Pinochet, los sindicatos y partidos políticos fueron proscritos, las universidades intervenidas por el ejército, el exilio una cuchillada por la espalda, la cultura maniatada con la mordaza; proliferaron los campos de concentración como el Estadio Nacional, la desaparición de los opositores a la dictadura fue común tanto como la tortura y el asesinato de Estado, se impuso toque de queda y las garantías individuales se suspendieron, todo esto en pos de restituirle a los sectores de elite su potestad sobre la riqueza, su poder político y se restauró el vínculo del capitalismo imperialista y sus estelas internacionales.

Ya controlado el país por la dictadura, los Chicago-boys, niñitos chilenos que habían aprendido las enseñanzas de Milton Friedman, pusieron en práctica el neoliberalismo que habría de enriquecer a los grandes capitales chileno y extranjeros a costa de un pueblo que cayó en el neoesclavismo y en la represión sistemática de la dictadura con la plena complacencia de los sectores de elite del país y de muchos países proclives al dominio norteamericano en Chile.

Mientras Chile crecía bajo la lógica de las privatizaciones y las medidas de ultracapitalización, el pueblo se empobrecía y entraba con amargura a la larga noche de la dictadura, donde la vida era moneda de cambio y la libertad, letra muerta.

Pero la dictadura cayó con una muestra de democracia, marcando con un NO en las urnas al régimen de Pinochet; volvió la razón, no sin una buena dosis de debilidad del Congreso frente al ejército y al senador vitalicio el dictador Pinochet, por lo que la democracia era frágil y manoseada, pero paulatinamente fue consolidándose sin que las heridas de la dictadura cicatrizaran.

El neoliberalismo funciona y funcionó en Chile si lo pensamos como se debe pensar: para generar riqueza y bienestar a los sectores opulentos del país, no para los trabajadores.

La desigualdad negativa, como la llaman los economistas, es el reflejo de un régimen opresivo y violador de los derechos humanos que no sólo transitó en Chile a través de la dictadura de Pinochet, sino que se prolongó en las “democracias” con el peso de una Constitución ad hoc al control político en favor de las elites nacionales e internacionales. Pero ningún control y opresión se plasma sin un costo social y sin reacción social, lo que tarde o temprano desata las fuerzas de la conciencia social.

Para la clase trabajadora el neoliberalismo es la opresión del neoesclavismo político, que en la desigualdad construye emporios y grandes fortunas a costa de la explotación y el sufrimiento, esa es la realidad que hoy toma las calles exigiendo un país donde impere la justicia social y redistributiva; sin embargo, pocos lo ven así, pocos lo advierten y la muerte y la desolación ha ensangrentado y enlutado a Chile.

Consultoría Política y contacto público: [email protected]

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon