En horas, aeropuerto nuevo y nosotros solo “milando”

Como ha sucedido en la historia de Hidalgo, se le prometen muchas cosas de parte del gobierno del país y al final no se le cumple nada, como es el caso del aeropuerto y de una refinería de la que solo se construyó una barda.

El nuevo Aeropuerto Internacional de México Felipe Ángeles (AIFA) se inaugura en unas horas con una inversión de más de 100 mil millones de pesos, en más de 1,500 hectáreas y una generación de poco más de 100 mil empleos.

El banderazo de inicio lo dio el presidente Obrador el 17 de octubre del 2019, de tal manera que se habrá construido en dos años con cinco meses, y tendrá tres pistas: dos civiles y una militar, y empieza con cuatro aerolíneas y con 45 puntos de embarque.

Nuestro estado de Hidalgo había sido prometido y señalado por Felipe Calderón y por el ahora presidente AMLO como el mejor lugar para construir el nuevo aeropuerto, una vez que se canceló el que iba a ser construido en San Juan Atenco.

Incluso el gobierno de Hidalgo adquirió 900 hectáreas para ese proyecto y colaboró en todo para que se construyera en nuestro estado.

Pero como ha sucedido en la historia de Hidalgo, se le prometen muchas cosas de parte del gobierno del país y al final no se le cumple nada, como es el caso del aeropuerto y de una refinería de la que solo se construyó una barda.

Y el aeropuerto pese a las promesas presidenciales se inaugura en horas en Santa Lucía, Estado de México, no en nuestro estado que solo se queda “milando”.

Si acaso y como premio de consolación llevará el nombre de un general hidalguense nacido en Zacualtipán: FELIPE ÁNGELES.

Porque, hasta el momento, no se nos ha dicho cómo sale beneficiado Hidalgo, porque no estamos enterados de proyectos que nos beneficien en lo económico, el turismo y las distintas opciones de los negocios.

Y todo porque en lo que se ve como obras no estamos incorporados, como la autopista Pachuca-México, que solo se reconstruyó y amplió en el tramo que conecta el Felipe Ángeles con la capital del país y el resto que comprende nuestro estado: NADA.

Y no se ven planes en que nuestro estado salga beneficiado, porque somos el estado vecino al que se le puede pedir o quitar todo, como el agua que se llevarán del estado en unos tres mil litros por segundo porque sin agua el Felipe Ángeles no funciona.

Como sucedió con la plata, materias primas y todo lo que tradicionalmente le hemos entregado a la gran capital.

Es cierto que nos prometen muchas cosas… pero no se cumple ninguna.

Para lograr algo, Hidalgo va a tener que luchar mucho y aprovechar su cercanía con el AIFA como el argumento principal, de otro modo otra vez nada.

Ya hicieron su lucha Manuel Ángel Núñez, Miguel Ángel Osorio Chong, Francisco Olvera y Omar Fayad. Es el turno de lograr beneficios del Felipe Ángeles de Julio Menchaca o Carolina Viggiano.

El aeropuerto, tan cerca y tan lejos.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon