Éxtasis lésbico

Henrika Kull filma, en un burdel real, la historia de dos prostitutas unidas por un escandaloso romance.

En una de las salas de la Cineteca, se ha estrenado la controvertida cinta alemana Éxtasis, de Henrika Kull.

El guion del segundo largometraje de la propia realizadora, nacida en 1984, narra la historia de Sascha (Katherine Behrens) y María (Eva Collé), dos prostitutas que se conocen en una exitosa casa de citas berlinesa. La primera es una rubia alemana que estuvo casada y mantiene a su hijo en un pueblo cercano; la segunda es una guapa italiana, de sonrisa permanente, que ahorra todas sus ganancias con la esperanza de encontrar una vida mejor.

El flechazo es inmediato y la pareja vive un tórrido romance, pero Sascha quiere adelantar las cosas, y lleva a María a conocer a su ex y a su hijo.

Aunque se presenta como una artista, Sascha revela ante todos sus verdaderas profesiones, lo que provoca una ruptura entre ambas.

María viaja a su pueblo natal para visitar la tumba de su madre, pero decide regresar: hay muchas cosas que las unen; entre ellas, el éxtasis alcanzado.

La directora de Jibril guarda el tono documental, filmando en un burdel auténtico, y hace una especie de contraparte de la espléndida La gran libertad, de Sebastian Messe.

Gluck resulta ser, pues, un filme provocador que no será del agrado de todo el mundo.  

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , ,



Right Menu Icon