Fuga de Pretoria y regreso a los cines

En la película, dos activistas políticos tratan de escapar de la famosa cárcel sudafricana.

Ahora que ya se reabrieron los cines en Pachuca, aunque sea a una tercera parte de su capacidad, conviene planear el regreso con una buena película. Es el caso de Fuga de Pretoria, de Francis Annan, basado en un caso de la vida real.

El guion del propio realizador y de L. H. Adams narra la historia de Tim Jenkins (Daniel Radcliffe) y Stephen Lee (Daniel Webber), dos activistas políticos que luchan contra el apartheid en Sudáfrica a principios de los sesenta. Ambos son detenidos durante una protesta y condenados a muchos años en prisión. Ahí conocen a Leonard Fontaine (Mark Leonard Winter), un francés que comparte su anhelo de libertad, sobre todo porque quiere ver crecer a su pequeño hijo. Utilizarán el taller de carpintería para elaborar un plan de escape.

El filme recuerda algunos clásicos carcelarios, como Un condenado a muerte se escapa, de Robert Bresson; Escape de Alcatraz, de Don Siegel, con Clint Esatwood, o Sueño de fuga,de Frank Darabont.

El director londinense de Woyzek consigue un buen thriller, apoyado por la efectiva actuación del ex niño mago de Harry Potter, quien busca demostrar a toda costa que es un buen histrión.

Escape from Pretoria resulta, pues, un filme recomendable para animarse a regresar a las salas cinematográficas, tomando las debidas precauciones.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon