Indignación latinoamericana

La frase utilizada por Alberto Fernández niega la existencia de casi 30 pueblos originarios argentinos, entre ellos, el pueblo mapuche, que sufrió un genocidio a manos de los criollos.

En el marco de la visita de Estado del presidente de España a Argentina, el mandatario Alberto Fernández, realizando una cita errónea de Octavio Paz, señaló: “Los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva, pero nosotros, los argentinos, llegamos en los barcos de Europa”.

La frase de Fernández, totalmente fuera de lugar, ha causado indignación en América Latina y los pronunciamientos han sido mayúsculos, máxime porque el planeta atraviesa por una reorientación social donde se pretende crear un nuevo marco jurídico y cultural para ampliar la defensa de los derechos humanos y establecer nuevas formas de entendimiento y tolerancia social.

¿Qué lectura tiene la frase de Alberto Fernández? En primer término, “los mexicanos salieron de los indios” advierte que los mexicanos tienen un origen netamente indígena, que no hubo mestizaje, negando con ello la conquista del mundo europeo en lo que hoy es la formación mexicana; en segunda instancia, presenta a todas luces un sentido discriminatorio que apela a una superioridad de los europeos respecto de los pueblos originarios que hoy conforman lo que es Latinoamérica.

Y cuando señala que “los brasileños salieron de la selva”, el presidente advierte la rivalidad histórica de Argentina y Brasil, y tiene implicaciones peyorativas a gran escala, porque indica que el pueblo brasileño tiene un origen rupestre, es decir, que no llega a civilización y, por ende, es prehistórico y cuasi-humano, e incluso animal.

Para terminar, tenemos la frase: “pero nosotros, los argentinos, llegamos en los barcos de Europa”, la cual pretende dejar en claro que los argentinos tienen un origen superior que les viene de ultramar, que no pueden ser vinculados a Latinoamérica y que son, en definitiva, europeos en suelo latinoamericano con una pureza racial que los identifica con Europa y no con el continente americano.

Pero la frase es peor de lo que devela en primera instancia: esconde el racismo y rechazo de una parte del pueblo argentino hacia las implicaciones históricas del mestizaje, negando que existen cerca de treinta pueblos originarios en su formación humana y, si revisamos la historia argentina, el genocidio contra el pueblo mapuche y otros tantos de lo que da cuenta el poema costumbrista “El gaucho Martín Fierro”, del argentino José Hernández, que relata ese genocidio en el expansionismo de los criollos en la Patagonia argentina, se revela con claridad la barbarie y el conservadurismo que aún sigue regocijando a tipejos como Alberto Fernández.

En síntesis, fue una paradójica frase contra Latinoamérica, porque si hacemos historia, en la guerra contra Inglaterra por las Malvinas, todos los países latinoamericanos -salvo Chile, que se declaró neutral y que inclusive el dictador Augusto Pinochet dio información y asistencia a las tropas inglesas en territorio chileno- se unieron en solidaridad a Argentina y algunos incluso enviaron armas y dinero, entre ellos México y Brasil.

 

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected].

Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Avatar photo

Por: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , ,