Muere Leobardo “N”, el herido en protesta de Palacio de Gobierno

Tras permanecer 15 días internado en el Hospital General de Pachuca por una herida en su rostro.

Tras permanecer 15 días internado en el Hospital General de Pachuca por una herida en su rostro, esta tarde murió Leobardo “N”, el habitante de Xuchitlán quien participó en una protesta el primero de junio en palacio de gobierno y que derivó en una gresca entre autoridades.

Feliciana Hernández Ramírez, tía del hombre, informó en declaraciones para la prensa que el deceso ocurrió entre las 14 y 15 horas y que hasta las 19 no les habían comunicado las causas; ante ello, pidió que el gobierno estatal asuma su responsabilidad “y dé la cara”.

Por su parte, el comisionado de la localidad de San Salvador, Lorenzo Mejía López, precisó que lucharon 15 días con la esperanza de que el joven no muriera, para lo cual buscaron la mejor atención incluso con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

No obstante, señaló que no obtuvieron respuesta y calificó como lamentables los sucesos históricos que han sufrido como pueblo del Valle del Mezquital: “Ya no más represión ni toletazos; ya basta de reprimir. Solo pedíamos obras”, externó al hacer señalamientos a funcionarios estatales.

Por su parte, el padre de Leobardo, Feliciano Hernández, acusó que hubo un desataco de los protocolos médicos y a la par pidió que la muerte de su hijo no quede impune y se haga justicia como en el caso de Progreso, el cual también consideró como lamentable que alguien que curaba vidas la matara la policía.

 

Abogado: carpeta de investigación se reclasificaría

El abogado de Xuchitlán informó que habrá una reclasificación del delito a homicidio y acotó que no responsabilizan al oficial acusado, sino al estado y pidió se hagan los señalamientos y responsabilidades necesarias, en alusión a un funcionario de quien no dijo su nombre.

Asimismo, agregó que el cadáver será trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) para realizarle una autopsia y haya un dictamen de la causa del deceso, aunque dijo que no podría hacer más adelantos hasta tener dicho estudio.

Ante lo anterior, cuestionó que el efectivo presuntamente implicado quedara en libertad al contrastar que el cargo anterior eran lesiones culposas y no ameritaba “Ya no creemos en el proceso, es mañoso y malintencionado, si no, no estaría libre nadie; de lo que resulte después no nos va a sorprender que digan no hay responsables”.

Finalmente, compartió que como comunidad han hecho diversas asambleas ya que no quieren violencia, “aquí están consecuencias”, además de decir que han concretado algunas mesas de diálogo, aunque no por ellas se limitó a acusar que hubo un ocultamiento de información del estado de salud de Leobardo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon