La guerra sucia electoral

La contienda electoral en Hidalgo se ha basado en la guerra sucia contra el candidato puntero; sin embargo, es labor de la ciudadanía emitir un voto informado y para ello debe involucrarse de manera real en la vida política.

La sucesión política 2022 en Hidalgo está en la recta final y ha dejado heridas abiertas que deben traducirse en un aprendizaje significativo sobre la guerra sucia como estrategia de control político y su incidencia en el voto ciudadano.

 

La ruta de este proceso electoral marca los traspiés de la destrucción de la democracia que, por décadas, se edificó por la clase política tradicional y que hoy debe permitirnos realizar un ejercicio de memoria histórica.

 

La guerra sucia se ha basado en el “todos contra uno”, y ese uno es Julio Menchaca Salazar, quien denunció con firmeza los dimes y diretes en su contra por parte de sus adversarios que, fuera de enarbolar propuestas, trataron de demeritarlo y debilitar a su proyecto político, el cual se ha centrado en la dignificación social y la horizontalidad pública.

 

Lo que está sucediendo en la escena política estatal evidencia que las propuestas suelen ser el postre en la estrategia de los contendientes políticos y el plato fuerte es el ataque personalizado. Esto sucede porque la propuesta política implica tener un elevado grado de experiencia técnica que no todos los ciudadanos comprenden y conocen, mientras el ataque personalizado es simple, llano y accesible a la emocionalidad de la ciudadanía.

 

Lo vital es entender que la guerra sucia no debe determinar el voto de los ciudadanos; este derecho debe ser producto del conocimiento y la conciencia cierta que permita a un ciudadano acceder a un gobierno del pueblo, no como retórica o discurso vacío, sino como una postura sensata y reflexionada de la democracia participativa.

 

La convicción suprema de nuestra sociedad debe incidir en el rechazo a la guerra sucia de la política, pero ello exige que los ciudadanos nos empapemos de las propuestas electorales, de modo que decidamos no solo un día en las urnas, sino que hagamos de la participación una herramienta vital de los gobiernos, para que jamás la guerra sucia incline la balanza de la toma de decisiones y juicios de valor político.

 

Consultoría política: barra_carlos@hotmail.com. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal.

 

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon