La muerte de la democracia

Hidalgo permanece en semáforo rojo por la pandemia, pero eso no importa, porque las elecciones 2020 ya tienen semáforo verde y van con todo… y a pesar de todo.

En medio de una pandemia llena de prohibiciones, el único semáforo que por fin está en verde es el de las elecciones. El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó para Hidalgo la realización de la jornada el próximo 18 de octubre.

Es la primera vez que, aunado a la pesada atmósfera política local, los comicios se darán en medio de una crisis sanitaria como la del covid-19, por lo que se plantea una estrategia que permita a los ciudadanos salir a votar en condiciones seguras.

Es interesante la forma en que Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, puso en contexto estas elecciones, pues afirmó que la democracia en México debe prevalecer y no ser una víctima más del coronavirus. Pero parece que el consejero no ha notado que en este país la democracia estaba infectada desde antes, que lleva décadas en fase terminal, sobreviviendo conectada al respirador de los intereses de los partidos que mandan, de los que elección tras elección se dividen al país para no dejarlo libre.

Las personas no entendemos las elecciones, les hemos perdido todo el respeto. En Hidalgo tenemos problemas más serios que el de salir a votar; hay gente desaparecida, gente pobre, gente olvidada por esos mismos partidos que hoy, por fin, se acordarán de que existen para cumplir sus cometidos.

Los políticos siguen pensando en el México de los ochenta, se siguen aprovechando de los millones de mexicanos en pobreza y extrema pobreza para afianzar votos, para llenar plazas atiborradas de banderas y gorras que se van a convertir en basura, como todas las propuestas con las que nos van a mentir este año.



ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon