La peor persona y una cinta no tan buena

La película de Joachim Trier trata sobre una joven desorientada, tanto en su vocación como en el amor.

Cuando se eliminó Noche de fuego de la última lista de aspirantes al Óscar a la mejor película extranjera, tuvimos curiosidad por ver ante cuáles había perdido.

Con excepción de Flee; Luana, y la ganadora, Drive my car, ninguna tenía los méritos de la de Tatiana Huezo. 

La peor persona del mundo, que se acaba de estrenar en la Cineteca y en el circuito cultural, resultó ser una decepción. El noruego Joachim Trier había alcanzado la fama con filmes como Reprise y Más fuerte que las bombas; el guion de su autoría y de Eskil Bogt narra la historia de Julia (Renate Reinsve), una desorientada joven que cambia de carrera de la medicina a la fotografía, sin encontrar su verdadera vocación.

Julia se enamora del controvertido caricaturista Aksel (Anders Danielsen Lie), pero se ve atraída por el moldeable mesero Elvind (Herbert Nordrum), del que quedará embarazada, algo que ansiaba Aksel, quien ha enfermado mortalmente.

Anunciada como una inteligente comedia romántica, la cinta tiene algunos momentos divertidos, pero se vuelve una pesada reflexión acerca de la madurez, la paternidad y el arte.

Verdens verste menneske resulta ser, pues, un filme fallido, que salió con las manos vacías en la ceremonia de premiación del domingo.

Avatar photo

Por: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,