Llegaron, dieron media vuelta para irse y explotó ducto: testimonio de un sobreviviente de Tlahuelilpan

Ayer fue conmemorado un tercer aniversario de la tragedia en San Primitivo, Tlahuelilpan, que causó la muerte de 137 personas.

Apenas llegaron al lugar donde se “regalaba” gasolina, se decía en redes sociales de San Primitivo, en Tlahuelilpan, y con su sugerencia de que mejor se fueran dieron la media vuelta para retirarse, pero en ese momento su vida cambió porque el ducto donde brotaba el combustible explotó y le causó quemaduras en casi todo el cuerpo, además, sus acompañantes murieron, recordó Alan Josef Hernández Reyes de 18 años.

Uno de los sobrevivientes a lo que es considerada como la tragedia más grande de su tipo en ese municipio y el estado narró a Effetá mo pasó las horas previas y luego su día a día tras los acontecimientos del 18 de enero de 2019, del que ayer fue conmemorado un tercer aniversario: “Estaba yo en la casa, tenía un carro que se le ponchó una llanta y estaba con mi primo porque lo íbamos a talachar”, refirió.

Sin embargo, durante las reparaciones añadió que un vecino llegó en su camioneta y le dijo a él y su familiar, ambos entonces de 15 años, que regalaban gasolina, por lo que se animaron a ir “y ya llegamos”, señaló, al añadir que el olor era intenso e incluso algunas personas se desmayaban y por ello sugirió retirarse del lugar: Estábamos dando la media vuelta cuando estalló y ya cada quien salió como pudo”.

De sus acompañantes, un primo pereció por las quemaduras y otro resultó con algunas leves; mientras que de sus vecinos sufrieron lo mismo que sus conocidos, es decir, un muerto y otro herido. En ese sentido, sobre si notó algo inusual que pudiera derivar en las llamas, reviró de inmediato que no se percató de nada y reiteró que iban llegando “y así como llegamos nos íbamos saliendo pero ya no nos dio tiempo”.

 

Aprende a vivir con lesiones; le apasiona la mecánica

Al cuestionarle sobre cómo han sido estos tres años, que se traducen en más de mil días, el joven aceptó que difíciles, pero está aprendiendo a vivir con su situación, por lo que actualmente piensa en retomar la educación media superior para después cursar una carrera profesional que le permita seguir adelante, “lo que me gusta es mecánica, es lo que me gustaría hacer”.

 

La visa, el gran problema para seguir su tratamiento

Sin embargo, acotó que enfrenta una problemática que le impide acudir en tiempo y forma a sus cirugías que le realiza la fundación Michou y Mau en Texas, Estados Unidos (EU), ya que la visa que tramita es temporal y para cuando logra tenerla otra vez las fechas hospitalarias ya no empatan. En ese sentido, dijo desconocer cuánto porcentaje de tratamiento lleva, pues el control se lo realizan en dicho país.

Ante ello, recordó que su última intervención quirúrgica fue en 2020 y por la situación que enfrenta ha perdido seis, aunque señaló que en marzo del que corre espera poder acudir nuevamente al centro clínico para ser tratado, por lo que reiteró que en su caso pediría apoyo para tramitar su documento de viaje por 10 años para que no enfrente dificultades y pueda acceder.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon