Los sorprendentes Tecos

Los Tecolotes de los Dos Laredos cerraron bien el año, a pesar de las lesiones.

Para sorpresa de propios y extraños, los Tecolotes de los Dos Laredos conformaron un equipo que lideró la zona norte durante gran parte del año, terminando en segundo lugar, con 59 ganados por 27 perdidos, apenas un juego atrás de los Toros de Tijuana.

La escuadra comandada por Félix Fermín, quien entró al quite tras el sorpresivo despido de Mark Widenmayer cuando estaban en primer lugar, basó su poderío en un buen equipo de lanzadores que eran apoyados por una ofensiva no tan potente, encabezada por Kennys Vargas, .324, 17 jonrones y 65 producidas; Balbino Fuenmayor, .320, 11 y 45; Cade Gotta, .314, 11 y 45, quien peleó el liderato de robos, hasta que se lesionó al final de la campaña; Roberto Valenzuela, .315, 9 jonrones y 48 producidas, y Rudy Flores, .320, 10 y 48.

El staff de picheo, en cambio, lució encabezado por Junior Guerra, 8 ganados, 3 perdidos y 3.56 en carreras limpias; José Flores; Bryan Menéndez, y un tremendo staff de relevistas encabezados por Wilkins Rodríguez, el cerrador más veloz de la liga, con rectas de más de cien millas por hora, seguido por George Brussard y José Torres, que lo auxiliaban en ocasiones.

Desgraciadamente, el equipo llegó a los playoffs con varios lesionados. Kevin Medrano nunca regresó y fue dramático ver a Cade Gotta abandonar la caja de bateo con un dedo roto; esa falta de bateo quedó de manifiesto al ganar un partido en el que solamente dieron un hit a Unión Laguna.

Con todo, fue un buen año, y lo que es más importante, quedaron sentadas las bases para ser un equipo contendiente la próxima temporada.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , ,



Right Menu Icon