Familia estafadora

Jenny se mete en un negocio turbio, al encontrar a su padre, en el cuarto largometraje de Gustavo Moheno.

Tras la muerte de la regiomontana abogada Regina (Karina Gidi), su hija, la estudiante adolescente Jenny (Danae Reynaud), decide buscar a su ausente padre en la capital. Ha obtenido una beca para estudiar Derecho y piensa matar dos pájaros de un tiro.

Gracias a la foto de sus padres en una cantina, localiza a Bartolomé (Joaquín Cosío), un estafador de poca monta que vive con la Marichula (Diana Bovio). 

Barry, el sucio, como es apodado el tipo, decide incorporar a la chica a su negocio, sobre todo al enterarse de que su madre le dejó un legado millonario.

Ese es el motor de Lecciones para canallas, el cuarto largometraje de Gustavo Moheno, que acaba de estrenarse comercialmente.

El buen guion del realizador y de Ángel Pulido nos remonta a Nueve Reinas, la exitosa cinta argentina de Fabian Belinsky, que mereció, incluso, una versión hollywoodense de Gregory Jacobs, con Diego Luna.

El director de Hasta el viento tiene miedo y Eddie Reynolds cuenta con la colaboración de un reparto bastante fresco, con Cosío mostrando una faceta cómica poco conocida, bien apoyado por la intérprete de Lady Rancho y la simpática Godínez, en su primer estelar.

Lecciones para canallas resulta ser, pues, una entretenida cinta, que se arriesga con un reparto poco taquillero, pero bastante efectivo.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon