Mató a sus hijos, al niño lo asfixió y a la niña le dio martillazos en la cabeza

En marzo de 1997, Luis Ángel, asesinó a sus hijos y huyó a Estados Unidos 

En marzo de 1997, Luis Ángel G. C. M. A., asesinó a sus dos hijos, Luis Ángel y Graubeen Michel, de 8 y 15 años de edad respectivamente, en su domicilio de Tulancingo, Hidalgo.

Luis Ángel G. C. M. A., dejó junto a los cuerpos una carta con la leyenda “Los niños no tienen porque sufrir”, además, señaló que se quitaría la vida, sin embargo no lo hizo y huyó a Estados Unidos, donde fue detenido y deportado a Guatemala, su país de origen.

El día 10 de marzo de 1997, Raquel L. P., esposa de Luis Ángel G. C. M. A. y madre de los niños, salió de Tulancingo, dejando a los pequeños a cargo de su esposo, con quien quedó de verse la noche de ese mismo día en la ciudad de Pachuca para regresar juntos a Tulancingo, cosa que no sucedió porque él nunca llegó a la cita y Raquel regresó sola a su casa sin imaginarse la terrible escena que estaba por descubrir.

Cuando Raquel llegó a casa, tocó a la puerta en repetidas ocasiones sin obtener respuesta alguna, motivo por el cual, solicitó ayuda de sus familiares para poder ingresar a la fuerza al domicilio. Ya en el interior, descubrió que su hija estaba tirada en el piso con golpes en la cabeza y bañada en sangre; al pequeño Luis lo encontró en su cama, aparentemente dormido, sin embargo los dos habían muerto, al niño lo asfixió con una almohada hasta que dejó de respirar.

 

 

Raquel encontró en el lugar de los hechos una fotografía donde aparecen los 4 integrantes de la familia y un mensaje escrito por su esposo, tratando de justificar lo que había hecho, aparentemente por una deuda económica bastante grande.

El caso fue investigado por las autoridades estatales, sin embargo, Luis Ángel G. C. M. A., permaneció prófugo de la justicia durante 24 años de edad, hasta que hace algunos días fue traido hasta Pachuca para ser internado en el penal de la ciudad en espera de que se inicie su juicio y se le dicte sentencia.

Luis Ángel G. C. M. A. o Luis Ángel M. A., es de origen guatemalteco pero nacionalizado mexicano ya que fue dado en adopción a una familia de Mineral de la Reforma, Hidalgo, municipio donde fue registrado con dos apellidos compuestos.

 

 

Fue localizado gracias a Facebook y denunciado para su detención

Luego de 24 años, Luis Ángel, por fin fue puesto a disposición de las autoridades competentes; la madre de los niños encontró su perfil en dicha red social y alertó a las autoridades norteamericanas de que su esposo se encontraba dentro de su país y que era buscado en México por la muerte de los niños, sin embargo, su detención en aquel territorio fue por estar de manera ilegal y fue deportado inmediatamente a Guatemala, lugar desde donde acaba de ser extraditado por las autoridades de nuestro país para enfrentar sus responsabilidades.

 

 

 






Right Menu Icon