Nander

El amor de un padre hacia su hijo es capaz de abrir nuevos caminos en el corazón.

Infinito, recorres con huellas de miel lo mismo el crepúsculo que el amanecer.

Se concentran los gritos del silencio, apareces como la luz que rompe los lazos de la oscuridad, aquella que me amenaza pero que se derrota ante tu ser con solo una sonrisa, la misma que me llena los oídos con el canto de los pájaros, con la dulzura del corazón.

Sigo tus pasos con la empatía del colibrí, encuentro en tu aleteo la belleza de pensar, el regocijo del diamante cuyos destellos nublan la razón para atrapar con la furia de la nobleza el espíritu de libertad.

Torbellino de amor, encrucijada de la razón; así llegaste a mi vida extraviada, con la fuerza del amor, con la sencillez del último despertar donde los sueños se volvieron mi mundo.

Nander, de tus primeras palabras mi impaciencia infinita; de tus primeros pasos la respuesta de la libertad, en esos pensamientos eternos, en esas preguntas de seda; así, con el canto de los pájaros que susurran al viento tu belleza de nácar.

Del capullo a la flor, la metamorfosis del padre cronos ha traído la rebeldía del descubrir, del buscar la savia de la vida para emerger con el pensamiento cierto, aquel que hace de la dialéctica de la pregunta la batalla infinita que lleva los pasos a la madurez.

18 pasos en la historia de tus ojos de bondad, aquella que lo mismo abrigó a tu abuelo que a tu padre; quizá con la melancolía de las caracolas, con los enanos del bosque encantado, lo mismo en el juego de pelota que en las historias sin fin.

Quizá son 18 caminos del laberinto de la vida, quizá el despertar del dragón que espera la libertad, pero siempre con el destino de la verdad, aquella que con insistencia se vuelve premisa de tu inteligencia para derrotar al universo.

Las emociones se agolpan en los recuerdos del alma; me agobian los suspiros perdidos de tu infancia. Quisiera detener el tiempo del corazón, pero ha emergido el hombre del mar infinito, de la tierra fértil del trigal; ahora, la libertad lleva tu nombre: Nander.

 

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected].

Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon