NO SEAS UNA “MONSTRILLO”. Enviar fotos de índole sexual termina mal

José Francelí Islas Martínez, titular de la Policía Cibernética de Hidalgo.

Dar “la prueba de amor” o pasar “el pack” se puede traducir en delito cibernético, informó José Francelí Islas Martínez, titular de la Policía Cibernética de Hidalgo.

Manifestó que actualmente los jóvenes piden “la prueba de amor” a través de fotografías o videos de índole sexual con desnudos totales o parciales, mejor conocido como “el pack”, pero cuando termina la relación dicha “prueba” puede ser utilizada para compartir en redes sociales. Asimismo, apuntó que el denominado “sexting” puede escalar a “sextorción”, chantaje y/o  secuestro.

“Si hay enojo, odio, venganza, lo suben a redes y lo empiezan a compartir con las amistades cercanas, una vez que se comparte ya no hay control sobre él”, expresó.

Una vez en redes no hay nadie que pueda revertir el daño causado, “a pesar de que los papás nos piden contener la situación, es difícil”, dijo.

Las imágenes son compartidas en distintas redes sociales como Facebook, Snapchat, Twitter, posteriormente deriva en una “sextorción”, ya que no falta que personas localicen los datos y contacten a la o el menor, y a cambio del material le piden dinero o un encuentro físico que ha derivado en Alertas Amber, que el último contacto es por redes sociales y fue a encontrarse con personas que le solicitaron el encuentro físico.

Por ello, José Islas hizo un llamado a los padres de familia para que tomen precauciones y hablen con sus hijos para que no compartan videos ni imágenes de índole sexual. Asimismo, a los diputados los convocó para que legislen en relación al tema, porque no existe el tipo penal de sexting, sino que se juzga como abuso de confianza.






SIGA LEYENDO:
Right Menu Icon