Peones, alfiles, torres: arranca el juego para 2022

La carrera por la sucesión 2022 en Hidalgo ha comenzado. Ya suenan varios nombres por parte del PRI y Morena, oponentes que deberán elegir a sus mejores piezas para ganar en el ajedrez político.

El ajedrez es un juego en el que la inteligencia es clave, pues exige estrategia y táctica; lo que el maestro nacional de esta disciplina, RAFAEL HERNÁNDEZ OLÍN, autor de “Mi libro de ajedrez ilustrado”, califica como imprescindible, es saber decidir en el momento oportuno, con base en un análisis adecuado de la situación.

 

El ajedrez y la política tienen una gran relación por cuanto, para lograr ganar, hace falta no solo tener la razón sino saber cómo actuar y lograrlo, que es donde estrategia y táctica son fundamentales, pues no caben actitudes a medias o de inocentes, porque ya se sabe que a los inocentes les cortan la cabeza.

 

Desde hace mucho se dice que el ajedrez para los políticos es una escuela donde se aprende a proceder con inteligencia para vencer, previo análisis de la situación, para tener caminos que permitan lo mismo que en el ajedrez: evaluar al rival, acorralar, atacar y, finalmente, vencer. Esta forma de actuar, con sabiduría y decisión, es la meta final de un político desde la visión del ajedrez, así como para el que estudia Filosofía no es tanto andar citando fechas y nombres, sino crear posibilidades de convertir a la razón en causa y fundamento de conductas que honren al ser humano como ser pensante.

 

Algo, o mucho, tiene el ajedrez para haberse convertido en escuela de formación para estrategia y táctica de personalidades como Alejandro “El Grande”, Wilde, Tolstoi, Ravel Unamuno, Lenin, Einstein, Abraham Lincoln, Truman, Kennedy, Carter, Reagan y Obama, entre otros. En México, se sabe que juegan al ajedrez gentes como Carlos Salinas o AMLO, y en Hidalgo casi todos los exgobernadores y el actual mandatario, Omar Fayad, lo mismo que Arturo Herrera, exsecretario de Hacienda y ahora titular del Banco de México.

 

LA GUBERNATURA Y EL AJEDREZ

El 5 de junio de 2022 elegiremos nuevo gobernador, esto es en unos 323 días, lo que provoca ya mucho movimiento e inquietud en los partidos, grupos y, sobre todo, en los que buscan la candidatura. Claro que en los institutos políticos el análisis gira en torno a cómo participar: solos o en alianza con otros.

 

Es el inicio de este juego de ajedrez en que se debe saber tomar decisiones, como dice Olín en su libro. No es una elección fácil para el PRI, no solo en Hidalgo sino en el resto de estados donde habrá elecciones: Oaxaca, Tamaulipas, Quintana Roo, Durango y Aguascalientes.

 

En la elección de junio pasado, donde se eligieron 15 gobernadores, Morena ganó 11 y el PRI perdió 8 que antes tenía y no ganó ninguno. Este es el escenario del juego donde cuenta todo, desde el trabajo comprometido de cada pieza que debe saber a qué juega y ser el mejor, ya sea alfil, torre, caballo o peón, sabiendo que la pieza más importante es cada una de ellas en la unidad de estrategia y táctica para defender a muerte su escudo y hacer de la unidad en torno a esas bases la clave del triunfo.

 

Y YA HAY JUGADORES EN EL TABLERO

Morena dio a conocer un listado de aspirantes y hay personas que, la verdad, no tienen estatura para este cargo, como Simey Olvera, lo que ya nos dice que esta lista es poco seria, aunque se cuelan nombres como Francisco Xavier Berganza, que ahora disfrazado de moreno les puede arrebatar la candidatura,  pero las simpatías y reconocimiento están con JULIO MENCHACA, que tiene estilo para este juego.

 

Del lado del PRI suenan ISRAEL FÉLIX SOTO y CAROLINA VIGGIANO, dos jugadores que en el ajedrez representan dos modos distintos de mover, porque uno representa unidad y el otro no, lo que de entrada atenta contra lo vital para ganar que es este proceso, porque pretender la victoria con discrepancias de alfiles, caballos, torres y peones, es rendir el campo antes de la batalla.

 

Esto apenas comienza. En siguientes encuentros, y siempre de acuerdo al libro del maestro Rafael Olín, enroques, aperturas, papel de las piezas, desarrollo del juego y posibilidades que, como en el ajedrez, se espera que sea una competencia donde la inteligencia y buena voluntad compitan con respeto y tolerancia. Y que CAISSA, la diosa del ajedrez, proteja a todos los jugadores.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon