Salto al vacío

¿Cómo analizar el comportamiento de la clase política en México y la indiferencia de la sociedad ante un sistema que no hace más que marginarla?

La irregularidad de la clase política y su empobrecimiento cognitivo, salvo raras excepciones, son un hecho en el sistema político en México.

El raquitismo político de la clase política supera las expectativas del análisis riguroso; inclusive, impide que el análisis pueda resultar comprensible en términos de introspección del ser político, es decir, de la luz que emana del examen de su realidad, porque la náusea literal de sus acciones resulta no solo incoherente, sino carente de lógicas que no revistan el apetito inescrupuloso de la satisfacción económica de sus pasos.

La miseria ideológica de la clase política va acompañada de la pobreza de su praxis, por lo que no existen discursos cuyo fundamento sea la acción política que transforma la conciencia social, génesis verdadera de las causas últimas del orden civilizatorio.

Pretender el tránsito de la clase política actual hacia la lógica de conducción social y constructora de oportunidades que se erijan como signo de la libertad contractual que les da la potestad de dirigir los destinos de la nación, es poco menos que hacer de la Revolución francesa la pantomima del poder, cuando en realidad, por lo menos, los burgueses de Francia entendían los resabios políticos del sistema monárquico; mientras la clase política en México asemeja cuatreros de la Revolución sin el valor y coraje de Villa o Zapata.

¿Qué ha causado este trastorno político? En términos estrictos, la clase política en México es una insinuación de estamento político, pero sin el espíritu que enviste a un demócrata para trabajar y trazar la transformación social; por el contrario, se trata de un sector anquilosado que se resguarda desde hace décadas en una retórica vacía cuyo gatopardismo ni siquiera es resultado del análisis de su realidad, sino de la inercia instintiva de su rupestre consolidación económica como estamento involutivo.

De mitos y patrañas políticas las argucias de la clase del poder del Estado inundan los espacios de penetración social; mientras la sociedad, rebosante de ignorancia política, se convierte en la carroña de los políticos que depredan cualquier manifestación de inteligencia social.

 

Consultoría política y lectura de tarot: [email protected].

Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, ,



Right Menu Icon