Trump se la peló con Twitter

Twitter se convirtió en un instrumento inmejorable de oposición ciudadana, el cual trató de bloquear el neoyorquino.

Una Corte Federal de Apelaciones señaló como inconstitucional la decisión de Donald Trump de bloquear las cuentas de Twitter de quienes opinaran de manera distinta a la suya, o en contra de sus acciones políticas.

Todo inició cuando el presidente de Estados Unidos asumió su cargo, porque el acoso hacia diferentes realidades y grupos humanos, como las minorías étnicas y raciales, los migrantes latinos, las mujeres, e inclusive los discapacitados, se intensificó, al grado que el aire se volvió irrespirable y generó, entre otras cosas, un marcado ascenso de brotes de racismo y xenofobia que fueron acompañados de despidos o negación de empleos a estos grupos.

Entonces, en las redes sociales los norteamericanos y los indocumentados se unieron para descalificar o criticar las medidas que constantemente tomaba Trump, o bien, sus pinches comentarios que tiraban mierda para todos lados, lastimando a aquellos que no tenían voz. De este modo, Twitter se convirtió en un instrumento inmejorable de oposición ciudadana, el cual trató de bloquear el neoyorquino.

Al mismo tiempo, las caricaturas ridiculizando a este pendejo, tanto en periódicos y revistas, como en las paredes de las calles, se volvieron habituales; sin embargo, Trump ha intentado que la policía vigile los sectores donde se le pinta al desnudo, habitualmente en calzoncillos aludiendo a su disipada vida sexual, de la cual se ha salvado por el manejo político en los tribunales, adonde han llegado demandas de acoso a mujeres.

Son tantas las tropelías que ha cometido en tan poco tiempo como presidente el NaziTrump, que es lógico que la mordaza no puede servir para acallar a la conciencia de propios y extraños, por lo que las redes sociales se han convertido en el “anonimus ciudadano”, muy saludable, por cierto, cuando se actúa de manera informada para tratar de detener o contrarrestar la podredumbre política o de cualquier tipo.

Se la peló Trump con su censura a Twitter, sin embargo, ha establecido desde la Casa Blanca tantos filtros sociales que los ciudadanos siguen siendo presas del acoso, la intimidación y abuso político, lo que evidencia el poder de la clase política que maniata la voluntad del pueblo y lo vuelve el neoesclavo de sus apetitos.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , ,



Right Menu Icon