Va Tula por ambicioso proyecto en el tratamiento de residuos sólidos

Esmex Hidalgo se comprometió a reciclar el 85 % de la basura recolectada y generar energía con los biogases.

El Cabildo de Tula de Allende aprobó, por unanimidad, la adjudicación directa a la empresa Esmex Hidalgo del contrato de prestación de servicio público municipal, para el tratamiento y disposición final de residuos sólidos, bajo el proyecto, vigilado por la Semarnath, de reciclar el 85% de la basura recolectada y solamente enviar el 15% al relleno sanitario.

Manuel Hernández Badillo, alcalde de Tula, detalló que, mensualmente, el municipio envía al relleno sanitario alrededor de mil 800 toneladas de desechos, lo cual se traduce en cerca de 60 toneladas diarias; en comparación, dijo, Tepeji produce solamente 35 o 40 y otros municipios cercanos, de los cuales no mencionó los nombres, 10 o 15.

La necesidad de contratar una nueva empresa, explicó Hernández Badillo, radica en los altos índices de contaminación en aire, agua y suelo; este último, expresó, en gran medida es resultado de los lixiviados de la basura que se encuentra en el relleno. Tras el más reciente desbordamiento del río Tula, dijo el alcalde, se recogieron 8 mil toneladas de desechos y la Semarnath decidió que el recinto ya no es apto, pues se encuentra desbordado, y resulta demasiado caro enviar la basura a otros estados para su almacenamiento, cosa que, recordó, ya se ha hecho.

En la reunión se opinó que Tecnosilicatos, la empresa a la que se le había dado una concesión por 20 años en la administración pasada, daba un menor beneficio al municipio, cobrando 258 centavos por tonelada, y se realizó una comparación con Tepeapulco, que paga cada una en 138.30. Se detalló que la rescisión del contrato incluye que Tula solvente el 10% de la fianza.

Esmex Hidalgo, manifestó el alcalde, es la única empresa en la región que cuenta con la tecnología necesaria para que los desechos no lleguen al subsuelo, en cumplimiento con la NOM-083, y que en dos años será capaz de generar energía con los biogases extraídos de la basura. Hernández Badillo externó su confianza en el proyecto, que calificó como ambicioso y aseguró que solamente se ha aplicado en algunos lugares del Estado de México, Querétaro, Puebla y Monterrey.

Otro propósito expuesto por el Cabildo es la entrada en funciones, cuando termine el proceso de licitación, de dos vehículos recolectores de basura ya aprobados y un nuevo Reglamento de Recolección de Residuos Sólidos.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon