Vienen días de tormentas

¡HAGAN SUS APUESTAS! Estamos a punto de ver el inicio de la gran carrera por la gubernatura y todo indica que veremos desde traiciones, mágicas uniones y hasta milagrosas conversiones partidistas. Todo sea por el poder, ¿verdad?

Terminado el tercer año del gobierno de Omar Fayad, se desatan las ambiciones por el poder. Siempre ha sido así, es casi tradicional que a esta hora empiecen a manifestarse quienes quieren los huesos: desde luego, los partidos políticos; los grupos que se sienten con la fuerza de aspirar a la pelea; los protagonistas ambiciosos que muestran signos de buscar, con todo, los puestos donde hay dinero y mando; los resentidos que ven que les llega la oportunidad de cobrar revancha porque sienten que los han ninguneado; los chapulines que se acuestan tricolores y amanecen morenos pero que, acostumbrados a ganar la lotería sin comprar boleto, buscan oxígeno con traje de astronautas.
Son los tiempos.

EL QUE GOBIERNA AHORA

Omar Fayad, el gobernador constitucional de Hidalgo, ha hecho un excelente papel y de esto dan cuenta sus logros, que lo ubican entre los mejores de México. Pese a su buena administración, ya se le alborotó la hormona a más de [email protected], personajes que han iniciado una especie de precampaña para posicionarse.

 

LOS MORENOS

La opinión popular coloca ya en la pelea por Morena a Julio Menchaca y Arturo Herrera, los dos hidalguenses con presencia indudable en la política nacional y con repercusiones en el ámbito local. Los dos estarían en la línea de Morena y sin necesidad de calabazas sosistas para nadar; ambos han sido atacados, cuestionados y perseguidos mediáticamente, y en los hechos, por el Grupo Universidad. Si alguno de ellos resulta candidato al gobierno del estado por Morena, nada le deberá al Grupo Universidad y caminará sin deudas con este grupo que se las cobra, y muy caro.
Falta ver cuál sería la carta de Gerardo Sosa para esta gran jugada, y aunque lo cierto es que ninguno de sus diputados tiene los tamaños para enfrentar esta pelea, no hay duda de que la van a buscar, eso sí, con pocas posibilidades gracias a las broncas que han provocado contra todos, empezando por las faltas de respeto al presidente, cuyas indicaciones ignoran.
Hay que estar atentos para ver a qué árbol se arriman, con quiénes de los dolidos o aspirantes hacen mancuerna, porque cruzados de brazos no se van a quedar, aunque la diosa fortuna les dejó de sonreír.

 

DE VERDE, BLANCO Y ROJO

Por el PRI, se dice que quien ya trabaja en hacer crecer su presencia con fines electorales desde el Comité Ejecutivo Nacional es Carolina Viggiano, quien se apoyaría en una estructura propia, sobre todo en municipios huastecos y serranos. Si su presencia es respetuosa del gobernador Fayad, tiene posibilidades, pero si es una actividad fuera del consenso con el Ejecutivo, el carro no caminará, porque Omar es hombre de poder que no juega a ser gobernador, lo es y muy fuerte.

 

ASPIRANTES MULTICOLOR…Y CHAPULINES

Los movimientos en los otros partidos ya se notan, lo mismo en el PAN que en el PRD, el PANAL, y así hasta sumar 11 partidos que tendrán participación en las elecciones próximas.
Los que se acercan son días de tormenta en todos los institutos políticos, e incluso crecerán los conversos a la fe morena en su afán de poder. Todavía faltan maromeros chapulines que brincarán de los barcos de sus partidos madre al barco de Morena. Veremos a muchos priistas, panistas, perredistas y de todos los colores cambiando de camiseta como lo han hecho otros prófugos grillos.
Se avizoran tormentas muy fuertes de los mismos tricolores dolidos y resentidos, que buscarán con todo imponer a SU candidato para buscar la gubernatura y volver al Olimpo de los dioses del que ahora andan prófugos.
Para ello se unirán bajo la guía de quien sientan con mayor peso, que puede ser un exmandatario estatal con dinero y relaciones importantes, y desde esa posibilidad ignorar al actual gobernador y crecer lejos de él, con el signo de la revancha contra quien los corrió del paraíso.
No se ve fácil, porque un PRI lejos de la voluntad del gobernador estaría prácticamente caminando al abismo. Eso lo saben los tricolores, más ahora que el presidente de la República no porta esta camiseta y todo mundo es consciente de que, en este escenario, las jugadas del PRI tienen que pasar por el visto bueno del gober. Y no es un gobernador débil.
Si buscan confrontarse con Omar, van a perder, por mucho dinero que tengan y relaciones que luzcan. Omar tiene la carta más fuerte, además del apoyo popular. En todo caso, la alternancia siempre es una posibilidad.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon