¿Violencia importada o provocada?

CON OJO POLÍTICO. No olvidemos que estamos en tiempo de elecciones y que muchos harán lo que sea por ganar un poco de poder, aunque esto signifique perjudicar a los propios hidalguenses con temas tan delicados como la seguridad.

Estamos en tiempos electorales en los que, por desgracia, para ganar o para imponerse todo es válido, confirmando aquello de que el fin justifica los medios. Aunque esta frase se le adjudica a Maquiavelo, otros afirman que la escribió Napoleón en la última página de un ejemplar de “El Príncipe”, refiriéndose a que, mientras se obtenga el triunfo, no importa si los medios fueron buenos o malos.

Precisamente eso es lo que pasa en nuestro estado, en donde se compite por las 84 presidencias municipales, y al parecer se vale de todo con tal de ganar. Para muchos personajes y grupos políticos el enemigo a vencer no es un partido político, sino el gobernador Omar Fayad por todo lo que significa el hecho de ser el mejor mandatario en todo el país, además de que su cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador es un muro contra actitudes de revancha, venganza y demás venenos.

Para golpear al gobernador, que indirectamente fortalece a su partido, el PRI, todo indica que desde hace buen rato hay una campaña diaria para cuestionar y restarle valor a los renglones con mayores logros, como el combate a la pobreza, el buen manejo del dinero, la llegada a Hidalgo de más de 60 mil millones de pesos, programas exitosos en salud, buena relación con el presidente, apoyo a la educación, tecnología incorporada al acto de gobierno y exitosas políticas públicas. Y para ello, los grillos se lanzan contra funcionarios con resultados, como Simón Vargas, Jessica Blancas, Raúl Arroyo y otros.

Pero en esto del fin que justifica los medios, especial cuidado se debe tener con el tema de LA SEGURIDAD. Hidalgo tiene en contra el estar rodeado de entidades con mucha violencia, como Guanajuato, Estado de México, Puebla y Ciudad de México, pues con cada acción que se ejecuta contra los grupos delictivos, éstos buscan trasladarse a nuestro estado; sin embargo, la puesta en marcha del programa “Hidalgo Seguro” los ha frenado en mucho.

Y es en este escenario donde se puede dar la violencia provocada desde casa por intereses grillos. Ojalá que no, pero se debe mirar con cuidado la posibilidad de que haya personajes o grupos poniéndole alfombra a los violentos de otros estados para debilitar a la administración estatal y tener argumentos de campaña y ganar alcaldías.

Eso de que el fin justifica los medios encontraría aquí su aplicación de oro. Es una posibilidad, pero más vale estar atentos porque también se dice: “piensa mal y acertarás”.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon