¡Voy Cruz Azul!

Me resisto a escribirlo, pero si perdemos no importa, ya estamos curtidos en las decepciones, como el año pasado, que íbamos en primer lugar y el torneo se suspendió por la pandemia. De todas maneras, siempre fiel: ¡arriba el Cruz Azul!

El jueves 27 y el domingo 30 de mayo el Cruz Azul le disputará al Santos Laguna el campeonato de futbol de primera división en México. El primer partido será en Torreón y el telón se cerrará en el magno estadio Azteca, en Ciudad de México, tres días después.

Resulta casi inevitable referirme a la final que nuevamente juegan los cementeros, pues cada vez que ha llegado a esa instancia, ha perdido; la última vez que se alzó como campeón fue hace 23 años, en un partido contra el León, allá en el bajío, con un gol de penalti de Carlos Hermosillo.

Debo reconocer que el futbol es, junto con la política, una de mis grandes pasiones en la vida. Tengo 63 años y primero me nació la pasión por el fut: lo practiqué desde siempre pero en forma, digamos organizada, desde los 16-17 años y casi hasta los 40, ya con los veteranos, por supuesto, salvo un año que lo hice con El Huerto y dos o tres años con el INAH, siempre porté los colores de La Malinche en la liga regional de Tula. 

Mi afición por los colores celeste recuerdo bien que comenzó cuando, siendo alumno de la primaria Benito Juárez, de tal vez 8-10 años de edad, me regalaron dos boletos para entrar a ver al Cruz Azul en el 10 de Diciembre. Me llevó Susana, mi hermana, y con ese tipo de pases vi jugar al equipo de mis amores contra el Morelia y a los quince días contra el Monterrey.

Durante la década de los 70, yo en la secundaria y preparatoria, varios años vi campeona a la Máquina, que si no mal recuerdo, fue llamada así por el periodista y narrador Ángel Fernández, precisamente porque era una verdadera locomotora de hacer goles y ganar campeonatos, uno tras otro.

Desde siempre comerciante, la tarea en la tienda no me permitía escaparme seguido a ver al Cruz Azul, había que cumplir con la chamba en el negocio familiar: “el que tiene tienda, que la atienda”, y así era. Pero seguía las incidencias en la radio y después por la tele si había oportunidad. Cada quince días, de sábado o domingo, a las tres y media de la tarde.

Al paso de los años fui varias veces al Azteca, a Toluca, a CU, a Guadalajara. Recuerdo esa inolvidable Copa Libertadores, por muy poco no fuimos los campeones. Ya en los años recientes la vida me permitió ir a ver al Cruz Azul al Mundial de Clubes en Marruecos. Cuatro goles nos metió el Real Madrid en la semifinal. No olvido que ya para terminar el primer tiempo, cuando perdíamos uno a cero,  Torrado falló el penalti del empate.

Y bueno, ya todos sabemos que de unos años para acá normalmente entramos a la liguilla y hasta a la final llegamos, pero una y otra vez hemos perdido. Cómo olvidar esa reciente remontada de cuatro a cero a manos de los Pumas, o cuando hace cuatro años Moisés Muñoz, el portero del América, nos empató en la final ya en la compensación y en los tiros de penal perdimos. ¡Ah, cómo nos han dolido esas derrotas!

Pero seguimos fieles a la causa celeste, tal vez ya menos apasionados que cuando adolescentes, pues entonces de una mirada reconocía por nombre y apellido a todos los integrantes del plantel cementero. De tal manera que, más de 50 años después, mi equipo favorito es Cruz Azul. Porque en el futbol, como en la política y en la religión, mis convicciones siguen firmes.

Claro que deseo que la Máquina le gane al Santos; en mi casa todos le vamos también al Cruz Azul, igual en la mayoría de mi familia grande, a excepción de mis sobrinos, los Olguín, que viven en el error con su América.

Me resisto a escribirlo, pero si perdemos no importa, ya estamos curtidos en las decepciones, como el año pasado, que íbamos en primer lugar y el torneo se suspendió por la pandemia. De todas maneras, siempre fiel: ¡arriba el Cruz Azul!

Por hoy es todo, nos leemos en la siguiente entrega, pero… Entre nos.

Autor: José Guadalupe Rodríguez Cruz

*Egresado de la UNAM como licenciado en Derecho y Diplomado por el Instituto de Administración Pública de Querétaro y por la Universidad Iberoamericana en Políticas Públicas. *Regidor Municipal en Tula, Secretario Municipal de Tula, Diputado local en la LVII y LIX Legislaturas en el estado de Hidalgo y Presidente Municipal Constitucional de Tula 2000-2003. *Autor del libro “Desde el Congreso Hidalguense” y coautor del libro “Tula... su Historia” *Director y fundador del periódico bisemanario “Nueva Imagen de Hidalgo”, que desde 1988 se pública en Tula, Hgo.


ARCHIVADO EN:
, , ,



Right Menu Icon