A juicio extesorero de la Secretaría de Salud

Se le señala de desviar recursos públicos por la cantidad de 680 mil pesos.

Un Tribunal de Enjuiciamiento emitirá fallo este miércoles, ya sea absolutorio o condenatorio en contra de Ismael R.L., extesorero de los Servicios de Salud de Hidalgo (SSAH), a quien se le acusa de peculado por desviar recursos públicos por la cantidad de 680 mil pesos.

De acuerdo con la exposición de la agente del ministerio público adscrito a la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción, el extesorero recibió en sus cuentas bancarias transferencias de dinero correspondiente al erario público por parte de su entonces jefe, Pablo Pérez Velasco.

Los depósitos fueron realizados en el periodo de julio de 2013 a octubre de 2014, de la siguiente forma: 150 mil pesos el 3 de julio; 150 mil pesos el 10 de julio y 200 mil pesos el 26 de septiembre, todos del año 2013; además de 150 mil pesos el 11 de octubre y 30 mil pesos en noviembre de 2014, dinero procedente de la cuenta bancaria de Pablo Pérez, en ese entonces director de Recursos Financieros y Materiales de los SSAH y quien presuntamente había recibido transferencias de la cuenta de los servicios de salud.

Este martes comenzó la primera etapa del juicio en el que se llevó a cabo el desfile probatorio, habiendo sido desahogadas seis testimoniales, 32 documentales y dos periciales.

Por su parte, la defensa del acusado logró hacer caer a los testigos en contradicciones, además de evidenciar la falta de expertice de los peritos, a quien señaló por no haber realizado su dictamen con base en la Ley de Contabilidad Gubernamental.

Entre otros aspectos, la abogada cuestionó la cadena de custodia de las pruebas documentales, y logró que los testigos señalaran que desconocen el origen de los recursos que fueron depositados en la cuenta de Ismael R.L.

Será este miércoles en punto de las 10 de la mañana cuando se den los alegatos finales de las partes, posteriormente, el tribunal de enjuiciamiento pasará la audiencia para definir el fallo.

Cabe señalar que la audiencia tuvo una duración de más de 10 horas y durante todo ese tiempo el acusado estuvo acompañado de su familia en la sala cinco de los juzgados de oralidad.



ARCHIVADO EN:
, ,



Right Menu Icon