Adiós a una leyenda

Berzunza de León se convirtió en miembro del Salón de la Fama en 1995.

Sigue la mala racha en el rey de los deportes y ahora falleció una leyenda yucateca, William Berzunza de León, quien estaba por cumplir 85 años.

Nacido en Mérida, el 18 de enero de 1936, el robusto primera base debutó en la Liga Mexicana en 1957, con tan buena fortuna que los ayudó a conseguir el campeonato. También fue campeón con los Diablos Rojos, en 1964, con un respetable .315 y 68 producciones, y con los Broncos de Reynosa, cinco años después, con .317 y 46 empujadas.

En total, el pundonoroso pelotero jugó 18 temporadas en ocho diferentes escuadras, bateando .299, producto de 1,566 imparables, con los que produjo 678 carreras.

A pesar de su corpulencia, nunca fue un jonronero, ya que solamente pegó 26 cuadrangulares; en cambio, era un buen fildeador que, incluso, obtuvo un guante de oro. Su consistencia queda de manifiesto al señalar que en la Liga del Pacífico compiló .301 de porcentaje, en ocho temporadas.

William Berzunza es el único pelotero que jugó en las tres etapas de los Leones: 1957, 1974 1979, cuando tomó sus últimos turnos al bat, a los 43 años.

Miembro del Salón de la Fama desde 1995, Berzunza de León es, sin duda, una de las leyendas de la pelota nacional.

Descanse en paz este gran pelotero.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon