Ayotzinapa mató la luna de miel de EPN

El sexto Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto marca el fin de su sexenio, y literalmente ya no hay más que hacer, sino apagar la luz y adiós.

La cagada más grande del sexenio que acabó con la luna de miel entre Peña Nieto y la sociedad mexicana fue Ayotzinapa, donde la tragedia de los 43 estudiantes, que aunque en términos reales están muertos, ante la esperanza y frustración de los padres y de la sociedad todavía se les considera desaparecidos, como si se tratara de la ilusión de algún mago.

Sí: fue Ayotzinapa la que nubló el Pacto por México y las Reformas Estructurales; fue Ayotzinapa y no la Casa Blanca lo que cimbró al sistema de justicia y la credibilidad del gobierno; fue Ayotzinapa y no los Duarte lo que más dolió y desconcertó a la Nación, y fue Ayotzinapa la que mató toda esperanza de un México de bienestar social.

Es evidente que han sido muchas las impugnaciones que ha recibido el gobierno de Peña Nieto, pero las que tienen que ver con inseguridad y corrupción se llevaron las palmas, más aún: la pérdida de credibilidad, legitimidad y confianza fueron directamente proporcionales al fenómeno Ayotzinapa, desde ese momento la popularidad del presidente descendió drásticamente hasta convertirse en un verdadero dolor de cabeza para su gobierno.

En los hechos, la ausencia de verdad histórica del caso Ayotzinapa puso al gobierno como el gran Pinocho de la trama, como el mentiroso que tratando de cubrir una mentira caía en cientos de ellas, cosa que se convirtió en la guillotina del sistema de justicia y concretamente de Enrique Peña Nieto.

En su informe Peña Nieto citó el caso Ayotzinapa pero se casó con su versión, lo que reactivamente trajo al día siguiente diferentes críticas y manifestaciones de odio y rechazo a su persona y a su gobierno, al grado que la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Organización de Naciones Unidas se encuentran demandando otra investigación y otro expediente sobre el caso.

La figura del todavía presidente Peña Nieto está en desgracia, de poco o nada ha servido su estrategia mediática sobre “lo que cuenta y no se cuenta”, porque lo que se cuenta en la sociedad mexicana es su impopularidad y que este sexenio deberá pasar al olvido en todo, menos sobre el caso Ayotzinapa.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.