Brad Pitt, ¡al infinito y más allá…!

En la cinta de James Gray, Roy McBride, interpretado por Brad Pitt, emprende una aventura espacial para reencontrarse con su padre y salvar a la Tierra.

Comienzan a proliferar las cintas espaciales: recientemente vimos la interesante High life, de la francesa Claire Denis; ahora, toca el turno de la hollywoodense Ad astra, de James Gray, estelarizada por Brad Pitt.

El guion, del propio realizador y de Ethan Gross, narra la historia de Roy McBride (Brad Pitt), quien toda su vida quiso ser astronauta para seguir los pasos de su padre, el legendario Clifford McBride (Tommy Lee Jones).

Ese astronauta es el creador del proyecto Lima, que busca civilizaciones extraterrestres más allá de Saturno. Han pasado 30 años y se ha perdido contacto con él desde hace tiempo, pero empiezan a producirse alteraciones magnéticas que ponen en peligro a la Tierra y de las que parece ser responsable.

Por ello, Roy recibe la misión de buscar a su padre y detenerlo; para ello, viaja a la Luna y posteriormente a Marte, enfrentando graves peligros.

El director de Amantes y La ciudad perdida Z alarga el asunto durante más de dos horas, y el paisaje espacial hace que el asunto luzca más desolador y aburrido.

Ad astra resulta, pues, un fallido filme espacial al estilo de Gravedad, que solamente será del agrado de las fanáticas de Brad Pitt, que suspirarán al verlo vestido de astronauta.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon