Desfosilizar a los partidos políticos

La crisis de los partidos políticos en México es tan grave que la única solución es la participación de la ciudadanía, pues de lo contrario seguiremos viviendo bajo el dominio de una deleznable clase política.

En nuestros días la democracia se ha petrificado, es un fósil que en sus actores y movimientos genera precarias oportunidades de desarrollo social, por lo que los sujetos sociales suelen alejarse de las estructuras de acción política que están obligadas a responderle a la ciudadanía.

El ícono de la fosilización de la democracia son los partidos políticos que, a nivel internacional, han perdido legitimidad a tal grado que la mayoría de los ciudadanos no milita en ellos y se constriñe a crear organizaciones y asociaciones de la sociedad civil para tratar de encausar sus derechos frente a las instituciones formales.

La crisis de los partidos políticos en los siglos XX y XXI marca una era de sinsabores para la ciudadanía, la cual, en la mayor parte de los casos, no ha sabido cómo controlar el actuar de los partidos políticos y sus personeros, que son, como expresó Giovanni Sartori, solo un “parte” y no el cuerpo orgánico que le da vida al partido que nace desde su militancia y debe conducir al tejido social. Esta crisis se refleja en el abstencionismo, que suele ser un común denominador en los procesos electorales.

La cruenta realidad es que los partidos políticos son, salvo raras excepciones, entes prostituidos cuya degradación es perceptible por la talla de los políticos que generan, y sus postulados y principios se erigen como frases vacías donde los ciudadanos son poco menos que seres del inframundo que han dejado de ser la fuerza orgánica de los partidos, más bien la comparsa que requieren para tener un lugar en la democracia.

El surgimiento de los candidatos sin partido es evidencia palpable del abandono y repudio social que hoy los tiene en jaque, en una crisis de representatividad que no puede ser obviada debido a que la distancia entre sociedad civil y sociedad política pavimenta y cimienta las estructuras del abuso y la represión social.

En este escenario es necesario que la ciudadanía presente un mayor activismo social y construya lobbies que permitan que su mandato frente a las estructuras políticas crezca en control y dominio de la clase política; de lo contrario, el neoesclavismo seguirá presente en los partidos y la clase política.

 

Consultoría política: barra_carlos@hotmail.com. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal.

 

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon