Dobladores soviéticos

La migración y las cintas de Fellini juegan un papel importante en el sexto largometraje de Evgeny Ruman.

El matrimonio Frenkel, conformado por Víctor (Vladimir Friedman) y Raya (Mariya Belkina), ha doblado durante décadas las películas extranjeras al ruso, pero con la desintegración de la Unión Soviética deciden emigrar a Israel, donde su talento es poco apreciado. Ese es el arranque de Voces doradas, una divertida comedia de Evgeny Ruman que, tras formar parte de la LXXI Muestra Internacional de Cine, se estrenó en una de las salas de la Cineteca.

En Israel, Víctor no tiene mucha suerte y debe conformarse con repartir propaganda gubernamental casa por casa, mientras que la voz educada de Raya, que la hace parecer una jovencita, le permite atender llamadas eróticas en una hot line.

Voces doradas es el sexto largometraje del director nacido en Bielorrusia en 1979, dado a conocer con El hombre en la pared. Muestra su amor al cine y sobre todo a Fellini, con el que la pareja de dobladores se ha tomado una foto, luego de que fue premiado en Moscú por el filme 8 y medio, en 1963. 

Conviene señalar que La voz de la luna, el último filme del realizador italiano cuyos fragmentos se presentan, nunca se estrenó comercialmente en México.

Golden voices, triunfadora en los festivales de Baru y de Haifa, será mayormente apreciada por los cinéfilos y los fanáticos de Fellini.  

Avatar photo

Por: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,